La jueza imputa un delito de malversación al hijo de la exdirectora del IVAM Consuelo Ciscar

La exdirectora del IVAM Consuelo Ciscar
EUROPA PRESS
Actualizado 10/03/2017 17:34:13 CET

VALÈNCIA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 21 de València, que investiga las presuntas irregularidades cometidas en la gestión del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) durante la etapa de la anterior directora, Consuelo Ciscar, ha decidido imputar un delito de malversación a Rafael Blasco Ciscar, conocido como 'Rablaci', el hijo artista de la exresponsable del museo, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

La instructora considera que 'Rablaci' --que es hijo de Ciscar y del exconseller 'popular' de Solidaridad de la Generalitat Valenciana Rafael Blasco, actualmente en prisión por el fraude en las ayudas a la cooperación-- se benefició de la presunta "trama" creada por su madre para promocionar su carrera artística.

Por ello, la jueza convoca a Consuelo Ciscar y a su hijo a una vista el próximo miércoles para acordar medidas cautelares.

Cabe recordar que Consuelo Ciscar está investigada en esta causa por los presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y falsedad documental por irregularidades en la gestión del museo. Entre las supuestas irregularidades que se investigan, figura si la exdirectora del IVAM favoreció mientras estuvo al frente del museo a su hijo artista, 'Rablaci'.

En el marco de la instrucción judicial, la jueza ha requerido al hijo de Consuelo Ciscar y Rafael Blasco que facilite a la Policía información sobre las exposiciones en las que participó entre los años 2004 a 2014, cuando su madre estaba al frente del instituto.

En un auto fechado el pasado 1 de febrero, la instructora afirmaba que "existen datos que conducen a la existencia de indicios de que (Consuelo) Ciscar, junto a la irregular y deficiente gestión del IVAM (...), haya podido beneficiar a su hijo".

Además, esta misma semana, la magistrada había adoptado otra resolución: el embargo de 12 obras de arte de Consuelo Ciscar --de autores como Carmen Calvo, Ramón de Soto y Equipo Crónica, entre otros-- al atribuir su adquisición a la "actividad delictiva".

Al ordenar el embargo de las piezas, la jueza estimó la petición de la Abogacía de la Generalitat Valenciana por entender que "existen indicios de que las mismas han sido adquiridas por la señora Ciscar a resultas de la actividad delictiva que se investiga en la presente causa".

La instructora sospecha que la exdirectora del museo forzaba su exposición en las muestras organizadas por el IVAM para que se revalorizaran; y mantiene que utilizaba a sus hijas y a su nieta para ocultar que ella era la verdadera titular de las piezas. La magistrada daba cinco días a la exresponsable del museo y a sus hijas para que comuniquen dónde están las pinturas y esculturas embargadas.

ENTRADA DE LAS HIJAS EN LA CAUSA

En el mismo auto, la magistrada acordó dar entrada en la causa a las hijas de Ciscar, a quienes esta atribuyó la propiedad de las 12 obras de arte expuestas en el IVAM y ahora embargadas.

Deberán estar representadas por un abogado sin que esto signifique que se extiendan a ellas las cuestiones relacionadas con la responsablidad penal de su progenitora.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies