La jueza mantiene la suspensión cautelar de la contratación de la gestión de aguas potables de Gandia

Actualizado 30/01/2013 19:45:34 CET

VALENCIA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

La titular del juzgado de lo contencioso-administrativo número 3 de Valencia ha acordado mantener la medida cautelar de suspensión, acordada el pasado 16 de enero, del acuerdo de la junta de gobierno local del Ayuntamiento de Gandia (Valencia) por el que se aprobaba el expediente relativo a la contratación de la gestión del servicio público de aguas potables del municipio.

La jueza ha adoptado esta medida tras escuchar a todas las partes implicadas en este proceso, a raíz del recurso presentado por Aquagest Levante S.A., que solicitó la suspensión cautelar de esa licitación al considerar que "era favorable a Aguas de Valencia" dado que el pliego incluía una cláusula por la que el adjudicatario, como condición previa e indispensable para formalizar el contrato, deberá indemnizar a Aguas de Valencia con 86,52 millones de euros por la resolución anticipada del contrato vigente, celebrado por 50 años de duración por parte del Ayuntamiento con la compañía que preside Eugenio Calabuig.

La titular del juzgado entiende que con esta decisión no se ve afectada "en absoluto" la prestación de los servicios públicos de abastecimiento de aguas potables y evacuación de residuales, ya que el acuerdo de resolución previene expresamente "en tanto se adjudique el nuevo contrato de gestión de los anteriores servicios públicos y atendiendo al principio de regularidad y continuidad en la prestación, estos continuarán prestándose por los actuales contratistas en la forma que lo veían prestando...con el cese efectivo que coincidirá con la formalización del nuevo contrato de gestión".

Esto supone que entre tanto no se adjudique la nueva contratación, el servicio se seguirá prestando por la actual adjudicataria con las mismas condiciones, "esto es sin encarecimiento tarifario para los ciudadanos (encarecimiento evidente del cotejo de los anteriores contratos, con el nuevo pliego aprobado)".

Luego --agrega la magistrada-- el levantamiento de la suspensión interesado no ampara interés público alguno, sino exclusivamente privado de Aguas de Valencia, para la inmediata revisión de su contrato; en cambio, "padece el interés de los ciudadanos, "que deberán pagar más por el mismo servicio, cuando ya se había percibido por el Ayuntamiento un canon que al parecer no ha sido destinado a procurar las inversiones necesasrias para el servicio", afirma.