Justicia vuelve a enviar a técnicos y a la empresa de limpieza a la Ciudad de la Justicia y no descarta cerrar unos días

 

Justicia vuelve a enviar a técnicos y a la empresa de limpieza a la Ciudad de la Justicia y no descarta cerrar unos días

Contador
Gabriela Bravo
I.CABALLER/CORTS VALENCIANES
Publicado 13/09/2017 14:06:39CET

VALÈNCIA, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Justicia ha vuelto a enviar este miércoles a técnicos y a la empresa de limpieza a la Ciudad de la Justicia de València después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) haya suspendido la actividad de los órganos judiciales por problemas médicos de funcionarios. Dependiendo de un informe ampliatorio del Invassat, la Administración podría clausurar el edificio unos días.

Así lo ha manifestado la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos de las Corts, al ser preguntada por este asunto.

La Ciudad de la Justicia ha reabierto este miércoles sus puertas tras el incendio que registró el pasado domingo y, transcurridas unas horas, se ha suspendido la actividad de los juzgados. Esta decisión la ha adoptado el TSJCV debido a que diferentes funcionarios han presentado problemas médicos.

En concreto, según ha señalado Bravo, un total de 35 personas han pasado este miércoles por el servicio médico de la Ciudad de la Justicia afectadas de conjuntivitis y otras molestias. Algunas de ellas, ha agregado la consellera, ya sufrían afectaciones pulmonares, asma o alergias y su salud "se ha visto agravada" en el interior del edificio.

La mayoría de las personas afectadas --ha continuado-- se encontraban trabajando en los juzgados adyacentes a la zona afectada por el incendio, en concreto, los de lo Social. "Esa parte de la sede seguía teniendo restos de hollín y parece que las condiciones de limpieza no estaban aptas para seguir trabajando", ha manifestado.

SIN "INCONVENIENTE"

Bravo ha insistido en que este martes se adoptó la decisión de abrir el edificio judicial a la vista de un informe sobre la calidad del aire y de otro del Invassat que fue completado por técnicos de seguridad del servicio de infraestructuras. "Invassat decía que una vez concluidos los trabajos de limpieza, no había ningún inconveniente en que el aire pudiera respirarse", ha reproducido.

No obstante, y ante la situación generada, Bravo ha explicado que desde la conselleria han enviado a un equipo de técnicos del Invassat a la Ciudad de la Justicia para inspeccionar las condiciones de trabajo y para tener un conocimiento más cercano de la situación de los afectados.

Así mismo, ha acudido la empresa de limpieza para corregir "lo que no esté en perfectas condiciones", ha dicho. "Vamos a seguir trabajando con la limpieza, tratar de sacar ya todos los escombros para suprimir el olor y para que no haya ningún perjuicio", ha agregado.

Los técnicos elaborarán una ampliación de su informe "por si hay nuevas moléculas o cualquier variante de la situación". Con éste, a lo largo del día la Conselleria decidirá si cierra o no el edificio judicial. "Una cosa es declarar la inhabilidad de los juzgados y que la gente sepa que no tiene la obligación de trabajar, y otra es precintar el edificio. Si el aire acondicionado y la limpieza se va solucionando a lo largo del día, se puede mantener abierto. No ha estallado una bomba ni hay elementos radioactivos", ha aseverado. Pero la decisión se adoptará a lo largo del día.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies