El juzgado procesa a tres responsables de las tareas de extinción del incendio mortal de Torremanzanas

Imagen de archivo de un incendio
EUROPA PRESS
Publicado 21/12/2017 17:22:05CET

   ALICANTE, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El juzgado de instrucción 2 de Sant Vicent del Raspeig (Alicante) ha finalizado la investigación por el incendio forestal de Torremanzanas en el que en agosto de 2012 fallecieron un agente medioambiental y un brigadista y tres personas más resultaron heridas y ha procesado a tres responsables de las tareas de extinción, paso previo al juicio oral.

   Según ha explicado, en declaraciones a Europa Press, Ana Ruiz, abogada de la familia de una de las víctimas, las defensas de los tres investigados por los delitos de homicidio por imprudencia y lesiones --el jefe del puesto de mando avanzado, un sargento de bomberos y el jefe de dotaciones de las brigadas de emergencia-- han recurrido la apertura de procedimiento abreviado, un recurso que se debe resolver antes de señalar la vista y que puede llegar hasta la Audiencia.

   El incendio se inició el 12 de agosto en la partida de la Rabosina, en Torremanzanas, y no se dio por controlado hasta el 19 de ese mismo mes tras arrasar 600 hectáreas de este municipio, de Penáguilas y Benifallim. El fuego se cobró la vida de un agente medioambiental y la de un brigadista que pudieron ser alcanzados por una llamarada provocada por la explosión de varias bolsas de aire mientras luchaban contra el incendio en una pista forestal. Además, hubo tres heridos.

   La jueza acordó en septiembre de 2015 el sobreseimiento provisional de la causa al entender que no existía ilícito penal y que hubo una "circunstancia sorpresiva" que provocó el "desastre" por lo que descartaba negligencia en los tres mandos del servicio de extinción investigados. Sin embargo, con posterioridad, el caso fue reabierto por orden de la Audiencia Provincial porque las partes no pudieron preguntar al autor de un informe pericial obrante en la causa.

   A juicio de la acusación particular, era necesario practicar más pruebas y una de ellas era la pericial, realizada por un perito de la Universitat Politècnica de València. A raíz de la reapertura de la causa con la incorporación de ese peritaje, se citó de nuevo a declarar a los investigados y sus defensas volvieron a solicitar el archivo de la causa. No obstante, la acusación particular se opuso a la petición y el juzgado la desestimó y ha acordado la apertura de procedimiento abreviado.