Les Arts abre temporada con el "intenso dramatismo" del 'Don Carlo' de Verdi y Plácido Domingo

Presentación de Don Carlo de Verdi en el Palau de Les Arts
PALAU DE LES ARTS
Publicado 04/12/2017 16:36:03CET

El cantante, en el papel de Rodrigo, asegura que "si está en buena salud y el planeta existe" seguirá viniendo a València

VALENCIA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Palau de les Arts arranca la temporada con el "intenso darmatismo" del 'Don Carlo' de Giuseppe Verdi, bajo la dirección musical de Ramón Tebar, el primer valenciano que inaugura la temporada de abono del coliseo operístico en sus doce años de historia.

El elenco cuenta entre sus voces con el veterano Plácido Domingo, que regresa por segunda vez en un año a Les Arts, en esta ocasión, en el papel de Rodrigo, el Marqués de Posa. Según el cantante, "si está en buena salud y el planeta existe" seguirá regresando a València. Es más, aún cuando deje de cantar, volverá de forma habitual al Centre de Perfeccionament que lleva su nombre y que promueve la formación profesional de alto nivel dirigida a jóvenes cantantes y músicos.

Así lo ha asegurado durante la presentación de 'Don Carlo' en rueda de prensa junto por el intendente del coliseo valenciano, Davide Livermore; el director musical, Ramón Tébar; y el director de escena Marco Arturo Marelli.

Domingo ha alabado el elenco de "voces extraordinarias" con quienes compartirá escenario del 9 al 21 de diciembre. Entre ellos figuran Andrea Carè (Don Carlo), María José Siri y María Katzarava (Elisabetta di Valois), Alexánder Vinogradov (Filippo II), Violeta Urmana (Eboli), Marco Spotti (II Grande Inquisitore), Rubén Amoretti (Un frate), Karen Gardeazabal (Tebaldo), Olga Zharikova (Voce dal cielo) o Matheus Pompeu (II Conte di Lerma/ Un araldo reale), entre otros. Y es que según el cantante, "el público español no acepta una voz que no le llega, es muy exigente".

Asimismo, ha resaltado que se trata de una producción "muy intensa" con un "dramatismo tremendo", en la que "no hay que juzgar si es la historia verdadera o no. A su entender, "la ópera es una fantasía" y "lo que importa es que tiene dramatismo y sorpresas al final".

'Don Carlo', ha continuado, es la "primera ópera ya completa" de Verdi, en la que se ve la influencia de Richard Wagner "le ha hecho recapacitar y cambiar su estilo".

LOS "MILAGROS" DE LIVERMORE CON EL PRESUPUESTO

Por otra parte, Plácido Domingo se ha mostrado "maravillado" de que "se pueda traer producciones de esta envergadura --a Les Arts-- con el presupuesto que hay". A su juicio, Livermore ha hecho "magia" e incluso "milagros" y ha valorado que sobre todo en los dos últimos años el público acude cada día con "más entusiasmo".

El intendente de Les Arts le ha agradecido tanto sus palabras como su "fidelidad" al coliseo valenciano, en esta ocasión como parte del elenco de uno de los títulos "más temidos" en el repertorio operístico, ha advertido. Según Livermore, con 'Don Carlo', Les Arts "se reivindica como parada de referencia en el circuito lírico internacional".

En esta obra, ha dicho, "no importa la verdad histórica, lo maravilloso es contar la verdad de un alma". Se usa un personaje histórico para contar "una historia peligrosa que necesita ser contada para la educación de los sentimientos".

TEBAR, EL PRIMER VALENCIANO QUE ABRE LA TEMPORADA DE LES ARTS

Para Ramón Tebar es un "orgullo" arrancar la temporada de Les Arts, en su tierra, y dirigir su cuarta obra de Verdi, tras el Nabucco, Aida y La Traviata, por lo que ha agradecido a Livermore la oportunidad que le ha brindado al convertirle en el primer director valenciano que abre la temporada del coliseo, algo que también le está "abriendo otras puertas", ha apuntado.

Del 'Don Carlo' de Verdi le "fascina" que "con tan pocas notas pueda decir tanto" y que "lleguen directamente" al espectador. "Musicalmente no le falta nada, el drama está ahí", ha incidido, en esa "mezcla de querer y pasión con la obediencia y el honor", con melodías capaces de transportar la "atmósfera" de la época.

A partir del 9 de diciembre entrará al foso "a disfrutar al máximo" con "adrenalina y mucha responsabilidad" pero estar "rodeado de grandes artistas, números uno, da mucha confianza", ha aseverado.

Por su parte, el director de escena, Marco Arturo Marelli, ha hecho hincapié en la cantidad de cambios de escena en el montaje y ha apuntado que "todo está escrito en la música".

Verdi aceptaba en 1967 el encargo de la Ópera de París para componer y estrenar un título novedoso. La Exposición Universal sería el evento en el que el maestro italiano presentaría su obra número 25 'Don Carlo'. Escrita sobre un libreto de François -Joseph Méry y Camille Du Locle, su fuente literaria es una de las obras capitales del pensamiento prerromántico occidental: Dom Karlos, Infant von Spanien, escrito por Friedrich Schiller en 1787.

Don Carlos es una reflexión sobre el Estado en el liberalismo romántico que aprovecha el Verdi más político para cuestionar el derecho del gobernante sobre el pueblo (Felipe II y la monarquía absoluta), la religión y el hombre (la Inquisición) y la incomprensión entre generaciones (Felipe II y el infante Carlos de Austria), el trauma paterno filial, paradigma aquí del viejo absolutismo y las nuevas repúblicas y monarquías parlamentarias.

Como excusa para todo: el amor entre Carlos e Isabel de Valois, entre Carlos y Rodrigo de Posa. Y la ausencia de amor entre Felipe II e Isabel, entre Éboli y Carlos, entre el Estado y el Pueblo, entre el Hombre y la Religión.