La ley para dignificar a víctimas de la Guerra Civil y del franquismo inicia su andadura en Corts

Hallan al menos 12 cuerpos en la fosa 113 del Cementerio de Paterna
DIPUTACIÓN
Publicado 05/07/2017 13:47:22CET

VALÈNCIA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El pleno de las Corts Valencianes ha rechazado, con los votos a favor de Compromís, PSPV, Podemos, los No Adscritos y la abstención de Cs, la enmienda a la totalidad presentada por el PP contra el Proyecto de Ley de Memoria Democrática y para la Convivencia de la Comunitat Valenciana. De este modo, la norma, que pretende "dignificar a las víctimas y a sus familiares" y recuperar el derecho a la justicia y a la verdad, continuará con su andadura parlamentaria.

El proyecto de ley ha sido presentado este miércoles en el pleno de las Corts por la consellera de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas, Gabriela Bravo, quien ha insistido en que la tramitación de esta ley es "una oportunidad para construir un relato común y compartido desde el acuerdo que permita como sociedad dar respuesta y seguridad a las víctimas de nuestra historia más trágica".

En este sentido, ha puntualizado que "mantener en la memoria a las víctimas y reconocer su dignidad es el mejor freno para detener el temor y el miedo para que los hechos no vuelvan a suceder en el futuro" y después de 40 de consolidación democrática "aún quedan tareas pendientes para delimitar nuestra identidad", ha manifestado, para lamentar que en la Comunitat haya un total de 11.000 víctimas enterradas en más de 300 fosas comunes que necesitan ser "dignificadas por sus familiares".

Concretamente, la ley se estructura en seis títulos y se articula en cuatro ejes: el derecho a la verdad, el derecho a la justicia, el derecho a la memoria democrática valenciana y el derecho a la reparación y reconocimiento a las víctimas. De este modo, la norma promueve la obligación de las instituciones públicas a investigar para promover la clarificación de lo ocurrido en relación con las violaciones de derecho para lo que aboga por la identificación de las víctimas a través de un censo público.

Asimismo, señala que la Generalitat estará obligada a realizar las actuaciones necesarias para "recuperar e identificar los restos de las víctimas desaparecidas y para elaborar mapas de localización de los restos, así como será la responsable de autorizar la localización, exhumación e identificación de los restos y de autorizar sobre el terreno o la remoción de los mismos cuando se tenga conocimiento de la existencia de restos".

Respecto al derecho de las víctimas a la justicia, regula la obligación de las instituciones de impedir la impunidad. Asimismo, obliga a que la materia de la memoria democrática sea incluida en el currículo de la educación secundaria obligatoria, del bachillerato y en la educación permanente de personas adultas, si como en los planes de formación del profesorado y que pueda ser considerada en los estudios universitarios que proceda con el objetivo de garantizar el derecho al conocimiento de la verdad y de la memoria.

Además, recoge la prohibición de exhibir públicamente símbolos y elementos contrarios a la memoria democrática y propone que el 28 de marzo sea día de recuerdo y homenaje a la figura del fallecido poeta Miguel Hernández.

"ES UNA LEY DE MEMORIA SELECTIVA"

Desde el PP, el diputado Luis Santamaría ha criticado el texto al considerar que no defiende la memoria histórica, sino la "memoria selectiva". En este sentido, ha criticado que "olvida a ciertos colectivos" porque no hace ninguna referencia al Frente Popular y "las barbaridades que cometieron".

Asimismo, ha afeado al resto de grupos de las Corts que "se empeñen en cuestionar el papel y el éxito colectivo que se consiguió con la Transición". "Es una deslealtad histórica a una generación que fue capaz de ceder para que la Transición fuera un éxito colectivo de concordia". "Nos sentimos muy orgullosos del camino recorrido por los españoles hace 40 años", ha subrayado.

Así, ha subrayado que el PP no cuestiona el derecho de las víctimas ni el derecho de las personas a enterrar a sus seres queridos, sino que está en desacuerdo con el concepto de verdad "única y sesgada" que propone la norma que, a su juicio, está pensada para "cuestionar la Transición española". "Eso es deslealtad con nuestra historia", ha remarcado.

En el turno de réplica, la diputada del PSPV Mercedes Caballero ha defendido que esta norma es "respetuosa, integradora y está dirigida a avanzar en valores democráticos". "Es un acto de justicia", ha subrayado, para señalar que la enmienda a la totalidad que ha presentado el PP es "una excusa de mal pagador porque no quiere enfrentarse a la verdad". "Esto es una ley para aquellos que defendieron los valores democráticos y no para quien ahora los pone en duda", ha apuntado.

Desde Cs, la parlamentaria Rosa García ha considerado que el desarrollo de la ley es "escaso en cuanto contenido y forma", al tiempo que ha criticado la creación del Instituto Valenciano de la Memoria Democrática, los derechos Humanos y las Libertades Públicas. Por ello, ha señalado que estarán "vigilantes" para que la norma no acabe siendo "un elemento de discordia y un elemento de propaganda, sino un instrumento para cohesionar a una sociedad".

Llum Quiñonero de Podemos, ha considerado que se trata de una ley "floja" que hay que "robustecer y mejorar" pero que es necesaria para proteger a las víctima, afrontar la verdad y "poner nuestra firma historia de la democracia", mientras que desde Compromís, Mariam Campello, ha defendido que esta ley "no confronta a la sociedad". "El espíritu de la memoria debe ser el espirito más sano de todos porque el peor de los demonios es el olvido y el Pacto del Botànic no va a invocarlo", ha subrayado.

"ES UNA LEY ÚTIL"

Asimismo, los cuatro exdiputados de Cs que han pasado al grupo de No adscritos en las Corts han votado distinto de su anterior partido y han apoyado el proyecto de ley del Consell. En su explicación de voto, David de Miguel ha manifestado no compartir las críticas al texto y ha defendido que es "una herramienta necesaria para vivir y poner en valor los valores que costó recuperar", mientras que Alberto García ha señalado que es una norma "útil" que "confirma que nuestra democracia no es ajena a la preocupación de la justicia".

Asimismo, el exportavoz de Cs, Alexis Marí, ha indicado que está a favor de la ley porque solo la niegan "aquellos que apuestan por la opacidad y el ocultismo, los que se niegan a abrir ventanas y son amantes de las restricciones". "He votado 'no' porque me quiero separar de los hijos políticos de Rajoy y de aquellos que dijeron que iban a regenerar la política y solo vinieron a cambiar muy pocas cosas para que no cambiase nada", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies