Libreros piden suspender XarxaLlibres porque "condena a muerte" al sector y calculan pérdidas de hasta el 40%

 

Libreros piden suspender XarxaLlibres porque "condena a muerte" al sector y calculan pérdidas de hasta el 40%

Unió Gremial de Llibreries i papereries presenta manifiestos sobre XarxaLlibres
UNIÓ GREMIAL
Publicado 26/04/2017 15:48:19CET

Marzà dice que habrá reunión con el sector y que hay que ver cuál es la mejor manera de que el aumento de consumo cultural "revierta en todos"

VALÈNCIA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Representantes de Unió Gremial de Llibreries i Papereries han reclamado a la Conselleria de Educación que "suspenda" el actual modelo del programa de banco de libros XarxaLlibres porque "está condenando a muerte, en un período de uno a dos años, al sector librero valenciano". En este sentido, estiman pérdidas de hasta el 40 por ciento de las ventas en algunos casos desde la puesta en marcha del sistema.

Así lo ha aseverado la presidenta de Unió Gremial de Llibreries i Papereries, Vicenta Roig, que ha subrayado que el colectivo quiere que la escuela pública sea "libre y gratuita" pero ha alertado de que se está produciendo "el cierre de muchas pequeñas librerías" en municipios con la consiguiente pérdida de empleos en el sector. "Estamos muy enfadados, se pierden no solo libreros, sino distribución, repartidores.. es una cadena muy grande", ha recalcado esta portavoz.

En concreto, la entidad ha dirigido un manifiesto a 1.055 librerías de toda la Comunitat Valenciana a partir del listado existente cuando se dieron los últimos bonolibros de 2011. Este miércoles ha presentado en el registro de entrada de la Conselleria 160 de estos documentos firmados y, además, una relación de 192 devueltos por correo por destinatario desconocido o cierre de los negocios.

Además, ha solicitado una reunión con el conseller de Educación, Vicent Marzà, "y si no que atienda las reiteradas demandas de adaptación a un sistema como el de XarxaLlibres que destruye la vertebración territorial de la cultura".

Desde el colectivo subrayan que las librerías "hace mucho tiempo que sufren la crisis, últimamente agravada por prácticas desleales, incumplimientos de la Ley del libro y por el hecho de que la administración no las ha tenido en cuenta". "Un claro ejemplo
--apuntan-- es el programa XarxaLlibres; los libreros no nos oponemos a esta iniciativa, pero consideramos que su aplicación no se ha hecho de la manera más conveniente.

En este sentido, detallan que las librerías tienen en la venta de los libros de texto entre el 60 y el 70 por ciento de sus ventas y si se les quita "no tiene ninguna posibilidad de sobrevivir". La entidad aporta los datos de una encuesta según la cual desde que existe XarxaLlibres el 38,6% de las librerías participantes en la consulta ha dejado de vender entre un 20 y un 40 por ciento y el 26,3 por ciento, más de un 40 por ciento.

SUBVENCIONES CON CHEQUES

Para evitarlo, desde Unió Gremial de Llibreries proponen que se suspenda el actual programa XarxaLlibres y se busquen otras maneras de ayudar a las familias en el comienzo del curso. Por ejemplo, abogan por subvencionar mediante cheques para los alumnos la compra de los manuales para que puedan adquirirlos en los comercios y tiendas de sus municipios y no en los centros escolares, con el fin de "evitar el perjuicio al sector librero en general y a los comercios locales en particular".

Estas subvenciones, continúan, podrían tener diferentes variables en función de las necesidades reales de las familias, priorizando el acceso a aquellas que más lo necesitan. La distribución en librerías y no en los centros escolares "garantizaría una correcta profesionalización del trabajo y del servicio y evitaría un trabajo añadido y a menudo ingrato al personal de los centros y a las asociaciones de madres y padres".

Por su parte, el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, ha asegurado que se atenderá la petición del sector y habrá una reunión en la que participarán el secretario autonómico de Educación y los directores generales de Cultura y Política Educativa para recoger aportaciones a partir de sus reivindicaciones.

El titular de Educación ha subrayado que para la Conselleria el sector del libro es "un ámbito importante" por lo que "todo aquellos que aporten se tendrán en cuenta".

Marzà ha hecho notar que este año es uno de los ejercicios con más consumo de libros en la Comunitat. "De hecho --ha precisado-- somos el territorio que más ha crecido en consumo cultural y específicamente de libros y hay que mirar cuál es la mejor manera de que eso revierta en todo el mundo y no solo en grandes superficies".

"CUMPLIENDO LA LEGALIDAD"

El conseller, que ha realizado estas declaraciones a preguntas de los medios tras presentar la elección de Gandia como Capital Cultural Valenciana, ha hecho notar que habrá que hacerlo "cumpliendo evidentemente la legalidad" porque la administración "no puede decirle a un centro que compre a un determinado librero".

Ha recordado aquí que la Conselleria sugirió a los centros que tuvieran en cuenta las aportaciones de los libreros locales y de los barrios pero "unos lo han hecho y otros no, es una cuestión que no es obligatoria porque hay libre competencia". "Nosotros estamos de parte de ellos --ha aseverado en referencia a los libreros-- y vamos a consultarles las mejoras que quieran hacer".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies