Libreros valencianos piden a las editoriales que les mantengan el suministro pese a los impagos por la deuda del Consell

Las Librerías Valencianas Cuelgan Carteles Por El Impago Del Bonolibro
GREMI LLIBRERS
Actualizado 24/11/2011 16:10:45 CET

VALENCIA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Libreros de la Comunitat Valenciana han enviado a las grandes editoriales del país un escrito en el que les piden que no les corten el suministro de obras a pesar de los retrasos en el pago que puedan producirse a causa de la deuda que la Generalitat mantiene con el colectivo. El sector teme que los impagos puedan hacer que las editoriales tomen "medidas drásticas" y no sirvan obra de fondo general --como novelas-- justo ahora que comienza la campaña de Navidad con lo que se produciría "un problema sobre otro".

Así lo ha subrayado a Europa Press la presidenta del Gremi de Llibrers de València, Glòria Mañas, que ha señalado que esta medida se ha adoptado después de la reunión que han mantenido este jueves los tres gremios de libreros provinciales de la Comunitat con los delegados de las empresas editoriales.

Uno de los acuerdos ha sido remitir a esas firmas un escrito en el que se les recuerda que "a fecha de hoy" el Gobierno valenciano no ha abonado a los libreros los 31 millones de euros correspondientes a las ayudas del bonolibro, por lo que, si las librerías no pagan, "no es por falta de voluntad sino por una situación sobrevenida", ha recalcado esta portavoz, que ha añadido que "lo peor es que la Conselleria de Educación no da una fecha de cobro".

Debido a esta "falta de liquidez", también solicitan que las editoriales fracciones los pagos pendientes en dos o tres meses. "Esperamos una respuesta positiva --comenta Mañas-- porque las librerías somos sus clientes y no les interesará que cerremos aunque comprendemos que cada empresa toma sus decisiones", ha manifestado.

PAPELERÍAS

Los gremios de libreros han mantenido otro encuentro con la Asociación de papeleros para que estos establecimientos, que en barrios y pueblos pequeños también venden libros de texto, se sumen a la iniciativa de exhibir en sus instalaciones el cartel en el que se denuncia el impago del bonolibro por parte del Consell con el fin de que "se visualice el problema".

En los carteles, se explica que la Conselleria de Educación "ha incumplido el acuerdo del pago del bonolibro a las librerías, a los 50 días de la emisión de las facturas".

Añade que "hasta el momento no existe ninguna concreción del pago de los bonolibros a las librerías" y advierte de que "como consecuencia de ésta dramática situación existe el riesgo cierto e inminente del cierre de numerosas librerías, poniendo en peligro el equilibrio de todo el sector del libro y cientos de puestos de trabajo".