Livermore confía en una solución jurídica para compatibilizar Les Arts con su carrera

Davide Livermore
EUROPA PRESS
Publicado 27/07/2016 12:56:50CET

VALENCIA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El intendente del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia, Davide Livermore, confía en que se pueda alcanzar una solución jurídica que le permita seguir compatibilizando su puesto como responsable artístico del coliseo con su carrera como director de escena.

Así lo han expresado a Europa Press fuentes del entorno del artista después de que el informe de auditoria incluido en la Cuenta General de la Generalitat haya señalado que "la imparcialidad o independencia de las funciones que desempeña el intendente en su puesto directivo en la Fundación pueden verse comprometidas por el ejercicio de las funciones de dirección de escena que ha declarado realizar para otros teatros".

Livermore se encuentra actualmente a la espera de que en las conversaciones con la Conselleria de Cultura se pueda llegar a una solución jurídica para continuar sus actividades y seguir ejerciendo como director de escena, que es la única condición que puso cuando suscribió el contrato.

El turinés tiene esperanzas de que se pueda encontrar una vía para compatibilizar intendencia y dirección de escena, puesto que considera que es algo habitual en España y "muy habitual" en los teatros de ópera de Europa.

"INDEPENDENCIA ARTÍSTICA"

Livermore se encuentra además "muy a gusto" en Valencia, donde trabaja con "independencia artística" y se ha implicado en la vida social y cultural de la ciudad. Las mismas fuentes recalcan que, por ello, desea seguir al frente de Les Arts aunque insisten en que la condición que puso para ejercer el puesto fue la de poder seguir con su carrera, algo que se aceptó por parte de al administración y que nunca se ha ocultado, por lo que una supuesta exigencia de exclusividad sería un problema al cambiar las condiciones y tener contraídos varios compromisos profesionales.

En junio de 2015, en un encuentro con los medios de comunicación para explicar su contrato --firmado una vez finalizó el contrato-puente que se le realizó tras el cese de la anterior intendente, Helga Schmidt--, el propio Livermore explicó que iba a percibir una remuneración de 135.000 euros en la que se incluye su trabajo al frente del coliseo, el Centre de Perfeccionament Plácido Domingo, las dietas y la dirección escénica de dos espectáculos por temporada en el teatro lírico valenciano.

Asimismo, se le permite trabajar para otros auditorios y no establece ningún límite, aunque Livermore aseveró entonces que lo haría "siempre y cuando la sinergia sea posible", ya que su "prioridad" es el coliseo valenciano. "Y nunca se ha desatendido esta labor", subrayan.