Llombart cree que no hay que reformar toda la Ley del Menor por alguna disfunción en "casos sangrantes" recientes

Actualizado 28/03/2010 14:23:38 CET

Cree que sería "buena medida" la implantación de talleres para reeducar a conductores con penas leves, iniciados en Alicante

VALENCIA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La recién nombrada presidenta de la Audiencia Provincial de Valencia, Carmen Llombart, considera que el hecho de que haya habido alguna disfunción "con algunos casos sangrantes recientes" sobre menores no quiere decir que se tenga que reformar "toda" la Ley del Menor. "Habrá que ver en qué puntos se ha fallado y si es procedente cambiarla", aseguró en una entrevista concedida a Europa Press.

Llombart, quien afirmó afrontar con "muchísima ilusión" su nuevo cargo en la Audiencia, preguntada por el debate sobre la reforma de esta normativa indicó que se tiene que estudiar "en qué se ha fallado", y aseveró que de modificarse, "nosotros siempre aplicaremos la ley que apruebe el Parlamento y no tenemos ningún tipo de problema", dijo.

Respecto al debate suscitado en torno a la introducción de la cadena perpetua en el Código Penal para determinados delitos, señaló que "primero hay que cambiar la Constitución", aunque indicó que prefiere no pronunciarse sobre este asunto porque representa a un conjunto de magistrados y "cada uno tiene su opinión".

No obstante, aseveró que "todas las reformas hay que hacerlas con lentitud, valorando, porque la Justicia no supone venganza". En este sentido, agregó que "no hace falta que tengamos los códigos tanto tiempo en vigor, y la Justicia debe sopesar todos los 'pros' y los 'contras', y escuchar a todos los interlocutores sociales".

En otro orden de cosas, al ser preguntada por si tiene previsto trasladar a la Audiencia de Valencia los talleres de sensibilización en seguridad vial dirigidos a personas condenadas a penas de trabajos en beneficio de la comunidad por delitos leves de tráfico, implantados en la Audiencia de Alicante, señaló que "se podría hacer".

Indicó que "sería una buena medida" porque "todo lo que sea reeducación es una medida excepcional, ya que hay bastante reincidencia en este ámbito". Al ser preguntada por si podría hablar con la Diputación de Valencia para lograr un acuerdo, como hizo la Audiencia de Alicante con la corporación alicantina, respondió que "claro", aunque todavía es pronto porque llevaba "tres días en el cargo".

Respecto a incrementar las relaciones con la Conselleria de Justicia para lograr mejoras en Justicia, tal y como adelantó en su discurso de toma de posesión, indicó que "es importante estrechar relaciones con la conselleria con la reforma de la Oficina Judicial, que supone una renovación casi histórica en la organización de la Justicia".

En su opinión, "es cosa de todos, tanto de la conselleria, como de nosotros, del Icav, y de los procuradores, todos estamos en el mismo barco de intentar borrar de una vez por todas el membrete de que la Justicia no funciona", aseveró.

Afirmó, respecto a las mejoras en Justicia, que "lo más importante" es una nueva sección en las secciones civiles, puesto que se trabaja por encima de los módulos establecidos por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), aunque puntualizó que a pesar de esta sobrecarga, todos "trabajan y cumplen". "Creo que la Audiencia de Valencia es una de las mejores de España", matizó.

"OLVIDAR IDEAS POLÍTICAS" EN LAS SENTENCIAS

Llombart, interpelada por si piensa que la Justicia estaba politizada, respondió que "no", puesto que los jueces tienen sus ideas políticas pero cuando ponen sentencias "se olvidan y las dejan en casa".

En cuanto a la institución del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), afirmó que con la actual forma de elección de los miembros de este órgano, "evidentemente lo que hace el Consejo es política judicial", pero destacó que la Constitución "lo establece así, no hay que llevarse las manos a la cabeza", señaló.

Al ser preguntada por si pensaba que se debería modificar la manera de elegir a los miembros de este órgano, indicó que es testigo de los dos sistemas de elección y que no nota la diferencia. "Todos los que son elegidos miembros del Consejo provienen de la carrera judicial y se toman su cargo y sus responsabilidades muy seriamente e intentan hacerlo lo mejor posible. Pero siempre hay alguien a quien no le gusta la sentencia", aseveró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies