Luna asegura que su "único delito" ha sido "cumplir" con su "obligación de diputado" y exigir explicaciones al Consell

El Portavoz Del PSPV En Las Corts Valencianes, Ángel Luna
EP
Actualizado 07/02/2011 19:05:35 CET

VALENCIA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del grupo parlamentario socialista en las Corts Valencianes, Ángel Luna, ha asegurado este lunes que su "único delito" ha sido "cumplir" con su "obligación de diputado de exigir al Consell explicaciones sobre el despilfarro del dinero de los ciudadanos" y ha apuntado que asumirá "todas las consecuencias" del ejercicio de esta condición de parlamentario de la oposición "que tiene como obligación constitucional y estatutaria controlar al Consell".

Así lo ha indicado en un comunicado en relación con el auto del juez Juan Montero, que instruye en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana la causa abierta al síndic socialista por exhibir un informe del 'caso Gürtel' declarado secreto desde la tribunal de las Corts, en el que se ha acordado seguir la causa e investigar un presunto delito de encubrimiento.

Luna ha subrayado que "en todo momento" ha "cumplido" con su "obligación" y ha asegurado que asumirá "todas las consecuencias del ejercicio de mi condición de diputado de la oposición, que tiene como como obligación constitucional y estatutaria controlar al Consell".

Del mismo modo, Luna ha contrapuesto que es el Consell encabezado por Francisco Camps "el que no cumple con su obligación de dar explicaciones de cómo usa el dinero público de los valencianos y de cómo adjudica los contratos públicos de la administración autonómica".

"Hace ya más de cuatro años desde que se produjo la visita del Papa a Valencia y Camps todavía no ha dado la más mínima explicación sobre las irregularidades y los delitos que destapaba el informe policial que yo utilicé en mi intervención parlamentaria", ha recalcado el síndic del PSPV.

En esta línea, ha incidido en que Camps, la cúpula del Consell y del PPCV "han sumergido a las instituciones valencianas en un mar de sospechas desde hace muchos meses por adjudicar a una trama corrupta contratos por valor de muchos millones de euros de dinero público de los valencianos al mismo tiempo que recibían una cantidad significativa de regalos, y no se han dignado a dar una respuesta sobre el paradero de estos millones de euros".

Al respecto, Luna ha destacado que seguirá asumiendo su obligación, "que no es otra que la de controlar la acción del Ejecutivo valenciano y exigir explicaciones a Camps y a su Consell sobre el uso que hacen del dinero público de los valencianos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies