Margallo asume que la corrupción "no es buena" para Marca España pero cree que se "exagera" su incidencia en la economía

 

Margallo asume que la corrupción "no es buena" para Marca España pero cree que se "exagera" su incidencia en la economía

Alberto Fabra saluda a García-Margallo
TWITTER ALBERTO FABRA
Actualizado 18/07/2013 16:21:59 CET

VALENCIA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, ha asumido que los presuntos casos de corrupción política "no son buenos" para la Marca España pero al mismo tiempo ha matizado que "se tiende a exagerar en la incidencia que tienen en la salud de la economía española".

García Margallo se ha pronunciado en estos términos a preguntas de la prensa antes de participar en el acto de clausura del foro organizado por la Oficina de Marca España en Valencia, al que han asistido más de 150 empresarios de la Comunitat Valenciana y en el que también ha estado presente el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, la alcadesa de Valencia, Rita Barberá, y varios consellers como el de Economía, Máximo Buch; el de Hacienda, Juan Carlos Moragues; y la de Infraestructuras, Isabel Bonig.

El ministro ha manifestado que los casos de corrupción política "es obvio que no favorecen" la Marca España pero España "tampoco ha sufrido un deterioro si se mide por el impacto en los mercados financieros, la prima de riesgo u otras variables". "No favorecen hay que corregirlos", ha agregado.

LA IMAGEN DEL PAÍS "MUY CONSOLIDADA"

García Margallo ha asegurado que la imagen de España está "muy consolidada y además a largo plazo, que es lo que quiere hacer a través de la Marca España". El titular de Asuntos Exteriores cree que "no se cambia para bien ni para mal en segundos, requiere de una labor de todos y durante mucho tiempo".

El ministro ha sido repreguntado por la incidencia de la corrupción política en la Marca España a lo que ha respondido que "es obvio que la imagen en los periódicos no es buena", pero en las variables reales que inciden en el empleo de los españoles y en la salud de la economía española "no tiene una incidencia como parecería tener, se tiende a exagerar un poco".

García Margallo ha reconocido que los casos de corrupción política "no son buenos y molesta muchisímo que se transmita esa imagen, pero hay que relativizar la gravedad del problema", ha finalizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies