La Marina de València aspira a ser un espacio público "vivo y productivo" que combine "tradición e innovación"

 

La Marina de València aspira a ser un espacio público "vivo y productivo" que combine "tradición e innovación"

La Marina de València
EUROPA PRESS
Actualizado 07/03/2017 16:41:16 CET

VALÈNCIA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Marina de València aspira a convertirse en un espacio público "vivo y productivo" de la ciudad que quede alejado de ser "una rémora del pasado" y que llegue a ser "sostenible económicamente y viable", como marca el plan estratégico elaborado para este entorno, un documento "vivo", "participativo" y "abierto" para seguir recibiendo propuestas que se plantea como "un punto de partida" con el fin de lograr estos objetivos.

Para su desarrollo y consolidación este espacio, considerado el enclave "con más potencial de la ciudad" y uno de "los más atractivos", combinará "tradición e innovación" y tendrá en cuentas las propuestas y necesidades de todos los colectivos implicados en él: emprendedores, empresarios, estudiantes, trabajadores, pescadores, deportistas, navegantes, visitantes y vecinos, especialmente, de los Poblados Marítimos.

El objetivo es que llegue a ser uno de los grandes espacios públicos de la ciudad para el ocio y el disfrute ciudadano y al mismo tiempo, uno de los principales centros económicos y de conocimiento de la ciudad. La intención es "hacer de la Marina el motor de la transformación económica de València y recuperarla como la gran plaza pública marítima de los valencianos".

Así lo han indicado este martes el alcalde de València, Joan Ribó, también presidente del Consorcio València 2007, la entidad conformada por las administraciones central, autonómica y local responsable de la gestión de la Marina; el director general de esta entidad, Vicent Llorens, y su director estratégico, Ramón Marrades, durante la presentación de dicho plan.

Este documento recoge la planificación estratégica de la Marina de València con un horizonte de cinco años, 2017-2022, y tendrá que ser ratificado próximamente, tras su redacción y presentación, por el Consejo Rector del Consorcio.

El plan plantea como "misiones principales" para este entorno "la activación productiva de un frente marítimo infrautilizado" hasta el momento, "la apropiación ciudadana del antiguo puerto de València" y "la sostenibilidad económica y la gestión eficiente de una agencia de desarrollo". Las estrategias propuestas para ello se agrupan en cuatro apartados: "Marina, el epicentro de la náutica", "La Marina, polo de desarrollo económico", "El mar de cara a la ciudad" y "La Marina ágil y eficiente: modelo de gestión".

En el primero de ellos se apuesta por lograr "una marina urbana referente", con incremento de amarres y mejora de los servicios; una "marina de la náutica popular", con la construcción de un polideportivo náutico y la adecuación de un canal de navegación junto al espigón, y una "marina de la náutica industrial", con un varadero industrial, el primer centro de Formación Profesional en oficio de reparación de embarcaciones, una escuela taller y un hueco para comercio y servicios de este sector.

HOTEL, OFICINAS Y OTROS ALOJAMIENTOS

El segundo apartado, se centra en la innovación y los emprendedores con un lugar de experimentación --La Marina Living LAB; el uso de la base del Alinghi como espacio público-privado de emprendimiento e innovación, y la creación, con enclaves transitorios para grandes conciertos, el Museo del Mar en el antiguo varadero y un equipamiento cultural en los docks --Ribó ha dicho que espera que a finales de abril ya estén en manos municipales--.

Asimismo, también se habla del turismo y la gastronomía, con la construcción de una infraestructura hotelera mixta que reúna hotel, oficinas y alojamientos breves para emprendedores y personas de la náutica, y del deporte y la vertiente lúdica. Estos últimos se recogen también en el tercer apartado, que plantea crear un circuito de running, un plan de deportes al aire libre y dotaciones de ocio infantil.

En este tercer apartado se reitera también la necesidad de seguir generando y activando el espacio público y de ganarlo para los peatones. En este punto, tanto el alcalde como los otros responsables del Consorcio han resaltado la intención de recuperar "el fracasado circuito de la Fórmula 1" para uso ciudadano, con espacios verdes y zonas de paseo, siguiendo como el ejemplo de lo hecho en el antiguo cauce del río para crear el Jardín del Turia.

Igualmente, en esta parte se apuesta por la movilidad y la accesibilidad y se insta a la participación, con un consejo y un proceso para dar nombre a determinados espacios. El último apartado se centra en la gestión del Consorcio como "agencia de desarrollo local" y en la adopción de medidas para "la gestión de un espacio único".

Entre estas plantea hacer el Libro Blanco para la gestión de la Marina de València y lograr la declaración de interés general, en este caso, para ayudar y facilitar la concesión de licencias desde el Consorcio a quienes deseen implantar su actividad en este entorno.

PARTICIPACIÓN

Los responsables de esta entidad han insistido en su decisión de abrir el plan a la participación de todos los actores implicados en el desarrollo de la Marina, que según Marrades, quiere ser "abierta, inclusiva, verde y dinámica". Llorens ha dicho que la idea es "enriquecer" el proyecto y "abordar de una forma sincera y honesta el futuro de este espacio multidisciplinar". Tanto él como Marrades han apuntado que la Marina será "lo que la ciudadanía quiera".

El director general ha invitado a este colectivo a "apropiarse" de la Marina y ha insistido en la importancia de percibirla como espacio público, por lo que ha considerado que los espacios cedidos por la Autoridad Portuaria deberían seguir siendo tras el periodo de concesión de los ciudadanos.

"VAN DE LA MANO"

Joan Ribó, por su lado, ha indicado que "la Marina de València, el puerto viejo de la ciudad, inicia un nuevo rumbo con un barco sólido; con las velas desplegadas de la náutica, la implicación ciudadana, el espacio público y la empresa". Ha dicho que "el frente marítimo es una nueva centralidad" y ha subrayado que éste y los poblados marítimos son "la gran apuesta estratégica de la ciudad para los próximos años".

"El aprovechamiento de este espacio significa apostar por un modelo de desarrollo económico que reconcilia la vida de las personas con la generación de valor, la identidad con la empresa, la memoria con la innovación. Desarrollo económico y mejora de la calidad de vida van de la mano", ha afirmado el primer edil, que ha agregado que ese modelo "supone una apuesta por la actividad económica arraigada al territorio".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies