Marzà defiende la legalidad del plurilingüismo y avisa: "No toleraremos que se meta miedo a los directores"

 

Marzà defiende la legalidad del plurilingüismo y avisa: "No toleraremos que se meta miedo a los directores"

Contador
Vicent Marzà en las Corts Valencianes
I.CABALLER/CORTS VALENCIANES
Actualizado 28/06/2017 20:07:29 CET

Destaca que cumple el auto del TSJ porque no se está desarrollando el decreto mientras el PP pide su dimisión y Cs un "modelo equitativo"

VALÈNCIA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, ha defendido la "plena legalidad" del decreto de plurilingüismo y su procedimiento "impecable". Ha agregado que está cumpliendo el auto del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que lo ha suspendido cautelarmente puesto que la norma "no se está desarrollando" y ha recordado que será la Conselleria, tras haber pedido un informe a la Abogacía de la Generalitat, la que dictará las instrucciones a los centros. Por eso ha censurado las manifestaciones de algunos partidos políticos y ha avisado: "No toleraremos que se meta miedo en el cuerpo a los directores".

Así se ha expresado Marzà en una comparecencia en la Comisión de Educación de las Corts Valencianes en la que ha hablado del decreto de plurilingüismo del Consell en enseñanza no universitaria que actualmente está suspendido cautelarmente por el alto tribunal valenciano tras solicitarlo en su recurso la Diputación de Alicante.

El responsable de política educativa del Ejecutivo autonómico ha manifestado que, después de la paralización del decreto, como "el auto no es firme y no estamos de acuerdo, lo vamos a recurrir" al Supremo, porque "pensamos que hay un fundamento tanto jurídico como pedagógico y tenemos toda la tranquilidad del mundo". Ha puntualizado, acerca de las acreditaciones de lenguas, que todos los alumnos, "estén en el nivel que estén, podrán optar" a la certificación, por lo que se están "generando oportunidades para todos".

Asimismo, ha subrayado que "no se está desarrollando el decreto". "Respetamos la justicia, cada uno que piense si la ha respetado o no en su tiempo. Se ha pedido un informe a la Abogacía para que nos diga qué efectos tiene (la suspensión) y volvemos a dar tranquilidad a las familias y a los centros porque las instrucciones las daremos nosotros, que somos los responsables".

Por eso, ha advertido que desde su departamento "no se va a tolerar que se meta el miedo en el cuerpo a los directores y a los profesores". "Las responsabilidades son nuestras y, por tanto, no han de hacer nada hasta que nosotros no demos la orden", ha agregado.

El conseller ha sostenido que el nuevo decreto plurilingüe era necesario tras "20 años de gestión educativa del PP en los que el alumnado no acredita de manera satisfactoria el conocimiento del valenciano y menos aún del inglés". En este sentido, ha detallado que el 99,5% de la población domina de forma oral el castellano, frente al 30% del valenciano y al 6,6% del inglés.

"Hubiera sido una irresponsabilidad no hacer nada y una irresponsabilidad son las manifestaciones en las que algunos han puesto en cuestión la capacidad de los directores de los centros para cumplir la ley. Lo único que voy a decirles a los directores y a los profesores es gracias", ha aseverado.

Marzà ha incidido en que el 98% de los consejos escolares de los centros de la Comunitat ha llegado a consensos superiores a los dos tercios para elegir su nivel lingüístico" por lo que ha dicho "no entender dónde está el problema social".

Además, ha apuntado que, mientras con el PP las decisiones se tomaban "en los despachos", este decreto se abrió a la participación "más allá de lo necesario" y ha contado con el aval jurídico de diversos organismos y el pedagógico de expertos. "Me daría vergüenza --ha remarcado-- dudar de los expertos". En este punto, ha resaltado que la diferencia entre el actual decreto y el de 2012 del PP es que este partía "de una postura radicalmente ideologizada". "No vengan a darnos lecciones", ha exclamado.

"ARTÍFICE DE LA NORMA MÁS RECURRIDA"

Desde el PP, la diputada Beatriz Gascó ha culpado a Marzà del "caos que están viviendo los centros" y ha considerado que "ser el artífice de la norma más recurrida, criticada y cuestionada de la historia de la educación valenciana solo le deja como salida la dimisión".

Asimismo, ha manifestado que no permitirán "bajo ningún punto de vista la desobediencia: la ley o se cumple toda o no se cumple y estaremos totalmente vigilantes para que no intenten hacer trampas y aplicar algo que no se puede aplicar".

Gascó ha señalado que el decreto "ha sido una cuestión de radicalidad, de no querer escuchar a nadie" y ha dicho que el conseller "no ha querido dar su brazo a torcer y ha antepuesto sus intereses políticos e ideológicos a los intereses de los valencianos" con el "decreto de chantaje lingüístico".

"El resultado es que los tribunales le han paralizado su medida estrella", ha sentenciado. La diputada 'popular' ha comentado la similitud que aprecia entre la redacción de los recursos a la suspensión cautelar presentados por la Generalitat, Escola Valenciana y el STEPV y ha preguntado a Marzà si ha puesto a la Abogacía "al servicio de su sindicato de cabecera".

Sobre esta cuestión, Vicent Marzà ha defendido la profesionalidad de la Abogacía y ha retado a que, "si alguien tiene dudas, que lo diga". Seguidamente, ha acusado al PP de buscar "el espectáculo por el espectáculo y el lío por el lío para intentar sacar rédito electoral" y ha afirmado: "Ustedes son el caos".

Por su parte, Ciudadanos (Cs), a través de la parlamentaria Mercedes Ventura, ha pedido al conseller que explique su "plan B" y le ha reprochado que haya "suspendido" el curso en lo que se refiere al plurilingüismo por un decreto que "vulnera los derechos de igualdad de oportunidades".

Frente a esto, ha abogado por un "modelo equitativo" que potencie el aprendizaje del alumnado en todas las lenguas y que no utilice el inglés como "moneda de cambio", al tiempo que ha recordado a Marzà que lleva "varios varapalos judiciales".

Aquí, el conseller ha respondido que son varias las sentencias favorables a las políticas de su departamento en cuanto a becas universitarias, admisión de alumnos, aulas de 2 años o jornada continua y ha ironizado al decir que sí que ha recibido una en contra referente a la denegación de un concierto de bachillerato firmada en la anterior etapa de Beatriz Gascó.

Además, ha afeado a PP y Cs que en Madrid, donde "gobiernan", no vean como un chantaje que haya centros con diferentes niveles de inglés. También ha asegurado que el Ministerio de Educación preguntó por la legalidad de algunos puntos del decreto de admisión, tres de los cuales eran iguales a los de la norma del PP, y que en el plurilingüismo proponía que fuera decisión de los directores.

FALTA "PEDAGOGÍA"

En su intervención, la representante de Podemos Sandra Mínguez ha apuntado que desde la Conselleria ha faltado "pedagogía" a la hora de explicar las medidas y que ha habido "mucha mala intención por parte de algunos para confundir a la gente".

El diputado de Compromís Josep Nadal ha animado a Marzà a "no desfallecer" y ha evidenciado el desacuerdo de su grupo con el auto del TSJ, al que ha atribuido una "irresponsabilidad absoluta". Finalmente, por el PSPV, Ana Besalduch ha recalcado que en "esta Comunitat, las únicas sentencias contra políticas plurilingües son las del PP siendo el conseller Alejandro Font de Mora por el chino mandarín y Educación para la Ciudadanía en inglés".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies