Marzà defiende la supresión de conciertos educativos innecesarios tras un proceso dialogado y criterios "transparentes"

 

Marzà defiende la supresión de conciertos educativos innecesarios tras un proceso dialogado y criterios "transparentes"

Contador
Manifestación en defensa de la concertada en Valencia
Europa Press
Publicado 09/05/2017 13:30:57CET

Lanza un mensaje de "tranquilidad" y asegura que en el proceso de alegaciones se aceptarán las que cumplan los requisitos

VALÈNCIA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, ha defendido la supresión del concierto en 31 aulas de Bachillerato en la red privada-concertada por no ser necesarias, al quedar cubiertas las necesidades por la oferta pública, y ha incidido en que ha habido un proceso "largo" en el que se ha dialogado y se ha respetado la legislación estatal y autonómica, además de utilizar criterios "transparentes" para la concertación.

Así se ha pronunciado Marzà en rueda de prensa al ser preguntado por la manifestación del pasado sábado en València en la que miles de personas denunciaron la supresión de conciertos en 1º de Bachillerato, advirtiendo del "trastorno" que esta decisión supone a las familias.

Al respecto, el titular de Educación ha indicado que siguen adelante con esta decisión que es "conocida, dialogada y compartida" y ya se ha puesto sobre las mesas de negociación después de que el 31 de diciembre pasado acabara el contrato para los conciertos de las etapas post-obligatorias.

Ha recordado que una vez finalizado este contrato la administración ha evaluado las necesidades educativas para que la oferta sea suficiente y el Consell, que es "de la costumbre de hacer lo que dice" y llevar a cabo sus promesas, inició un proceso de diálogo con la red privada-concertada tras el que se ha acordado suprimir el concierto de 31 aulas, siempre con criterios claros y objetivos y "siguiendo escrupulosamente la ley".

"Estamos tranquilos, estamos haciendo lo que tocaba", ha remarcado el conseller, que ha defendido que esta decisión supone "una buena gestión, eficiente, de los recursos públicos" para evitar "no doblar los recursos" concertando aulas cuando ya se ofertan desde el sistema público: "El dinero es sagrado".

En todo caso, ha incidido en que "se mantienen la inmensa mayoría de conciertos, porque son necesarios" y los alumnos que están en 1º de Bachillerato en un aula concertada seguirán en 2º con el concierto.

También ha defendido los plazos, dado que hasta enero no se podía iniciar la revisión, una vez ya cumplido el contrato, y ha asegurado que antes del proceso de matriculación del próximo curso los ciudadanos sabrán antes de inscribir a sus hijos si el centro cuenta o no con el concierto en Bachillerato.

Además, ha indicado que existe un periodo de alegaciones en el que los centros pueden presentar los datos que consideren y como en cualquier proceso, se estudiarán y aceptarán las que cumplan los requisitos.

Marzà ha destacado que este Consell "ha pagado a trabajadores de la concertada más de 6 millones que les debía el PP", ha elaborado un convenio de recolocación y este año hay 37 unidades más de educación especial en la concertada porque eran necesarias, además de destacar que se han aceptado "prácticamente todas" las solicitudes de FP Básica, que cumple "una gran función social", porque la administración "trabaja para las personas".

"NO ESTÁ EN PELIGRO NINGÚN PUESTO"

Por otra parte, preguntado sobre las críticas de sindicatos por la supresión de aulas en la red pública, Vicent Marzà ha explicado que no se van a suprimir puestos de trabajo, sino que como consecuencia de la aplicación del nuevo decreto de plurilingüismo hay centros en que antes había una línea en valenciano y otra en castellano y ahora un solo programa, con lo que si en el proceso de matriculación hay alumnos para una sola aula solo habrá una.

No obstante, ha indicado que si se da ese caso, el maestro que quedaría sin aula seguiría en el centro para ayudar a reforzar la labor docente y mejorar la calidad educativa, porque el objetivo es que el año que viene haya 1.000 docentes más, que se suman a los 2.000 ya incorporados, para prestar una atención "individualizada" y que haya más personal con menos niños, ante la caída de la natalidad. "No está en peligro ningún puesto de trabajo", ha asegurado.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies