Mata: "Tengo el honor de acudir a esta Cámara 24 años después a proponer un presidente socialista"

Publicado 25/06/2015 18:30:47CET

   El portavoz del PSPV lamenta la postura de Podemos y asegura que "a los valencianos les hubiera gustado que votaran los 55 diputados

   VALENCIA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz del grupo socialista en las Corts, Manolo Mata, ha accedido a la tribuna de oradores, en el último turno de intervención de los grupos en el debate de investidura, con el "honor de acudir a esta Cámara 24 años después a proponer a un presidente socialista, desde la bancada socialista, con un presidente de las Corts socialista porque los socialistas no hemos querido nunca ser otra cosa que socialistas".

   Mata, que se ha pronunciado de esta manera en el debate de investidura, se ha dirigido a Puig y a todos sus compañeros para señalar que "volver 24 años después es reconocer la labor de los socialistas hasta ahora desde 1995, porque nadie recoge una cosecha buena si no planta una semilla importante".

   "Los compañeros que han estado antes son los que han ayudado a que 20 años de régimen político se acabe. 20 años en los que no ha sido posible ejercer una democracia real, en los que hemos vivido muchas mentiras y se ha querido confundir a la valencianía con un régimen político", ha dicho a modo de introducción de su intervención, en la que ha desgranado algunas de las medidas que pretenden desde el PSPV pero también para criticar el "régimen" del PP y sus maneras.

   El síndic socialista también ha lamentado que Podemos no vaya a votar al completo a favor de la investidura de Puig y ha apuntado que los valencianos han querido unas Corts Valencianes plural, en las que hay "mestizaje". "A los valencianos les hubiera gustado que votaran los 55 diputados".

   En este sentido, ha recordado que hace cuatro años, el portavoz del PP, Rafael Blasco, "estaba contentísimo porque su presidente Camps tenía el apoyo más grande de la historia con 55 diputados --los que sumarían ahora PSPV, Compromís y todos los de Podemos-- y hoy hubiéramos podido tenerlos. La única diferencia es que ahora el síndic del PP está en la cárcel de Picassent" por la causa de Cooperación.

"AMAR ES LO QUE CUENTA"

   En relación a los próximos cuatro años de legislatura con un gobierno en coalición entre PSPV y Compromís, Manolo Mata ha comentado que "soñar es precioso, pero después de soñar siempre se despierta uno. Soñar que se ama está muy bien; leer sobre el amor está muy bien, pero amar es lo que cuenta" y "ahora tenemos los tiempos de la acción política".

   Por otro lado, ha reprochado al PP la manera en que el PP ha aplicado el "rodillo" durante unos años en que "se apoderó la locura en la Comunitat. Una locura de locos" con la que se organizó un Gran Premio de Fórmula 1 que "no tiene nombre" y en los que "al que pasaba no le hacían una calle, le hacían una ciudad".

   Mata, en este sentido, ha aprovechado para señalar al portavoz del PP y en ese momento aún presidente de la Generalitat en funciones, Alberto Fabra, que "le hubiera honrado" si como en su "primera tentación" se hubieran abstenido porque eso hubiera supuesto "dignificar el final de un régimen y el inicio de la regeneración". Finalmente, ha alertado al PP de que si en su labor de oposición "meten los tanques volverán a equivocarse".

MONTORO, "IMPRESENTABLE Y SINVERGÜENZA"

   Por otro lado, dirigiéndose a Puig le ha advertido de que a lo largo de esta legislatura "se van a enfrentar a cuestiones durísimas, algunas que prevén y otras que no". En esta travesía, le ha pedido que "luche por la dignidad de esta comunidad y dígale al ministro ese Montoro que es un impresentable, un maleducado y es una vergüenza que utilice el poder del Estado para amenazar a comunidades autónomas de un signo político diferente al que le gusta. Esto ha provocado las protestas de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, a quien le ha pedido que "deje de tocar las narices".

   Finalmente, a Puig no le ha pedido que en 100 días cambie la situación de la Comunitat, aunque ha afirmado que en 100 días "se va a notar" su acción de gobierno. Para ello, "contarás con la ayuda constante y persistente del PSPV. Seremos muy osados y valientes y nos engañaremos muchas veces, pero seremos muy leales a la historia, a nuestras ideas y nuestro presidente, pero sobre todo y sobre todo al pueblo soberano que nos ha traído con unos votos que valen igual que los de los demás".

"NO SERÁ UN GOBIERNO DE NINGÚN PARTIDO"

   Tras esto, ha intervenido Ximo Puig para señalar Puig ha asegurado que no le cabe "ninguna duda de la osadía" de su síndic y de su grupo en las Corts, que "nunca va a perder esa capacidad de crítica" porque aunque el gobierno estará participado por dos partidos "no será un gobierno de ningún partido".

   En su último turno de intervención antes de la votación, el candidato ha reiterado su compromiso de convocatoria a todos los grupos y partidos porque quiere "contar con todos los diputados", sin ningún tipo de restricción en lo que tiene que ver con la defensa de la Comunitat.

   "Les pido que a partir de mañana seamos capaces juntos de hacer posible que los valencianos vuelvan a tener esperanza", ha concluido, momento en que el presidente de la Cámara, Francesc Colomer, ha anunciado un receso de cinco minutos para proceder después a la votación.