Un matrimonio valenciano y sus ocho hijos parten como familia misionera a Denver

Osoro con el matrimonio que partirá a Denver
ARZOBISPADO
Actualizado 20/10/2010 15:11:39 CET

VALENCIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un matrimonio de fieles de la parroquia Santo Tomás Apóstol de Valencia José Luis Bengoa y Gia Croxatto, de 36 y 31 años respectivamente, partirá el próximo día 28 a Denver (Estados Unidos) como familia misionera, junto a sus ocho hijos, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.

Todos ellos han participado en el rezo del Ángelus en el Palacio Arzobispal dirigido por el titular de la archidiócesis, monseñor Carlos Osoro, quien ha dialogado después con ellos y les ha bendecido.

El matrimonio, que forma parte de una comunidad del Camino Neocatecumenal, es de origen chileno y permanece en Valencia desde hace diez años. El marido ha ejercido en los últimos años como conserje de la facultad de Teología San Vicente Ferrer, mientras que su mujer es ama de casa.

Una vez en Denver, los esposos se pondrán a disposición del párroco de la iglesia de Sant James, quien solicitó al Camino "poder contar con una familia misionera para que colabore en la labor evangelizadora", según el Arzobispado.

Además de los servicios pastorales que el sacerdote les indique, los esposos tendrán como misión fundamental en la ciudad norteamericana "dar testimonio de cómo vive la familia cristiana", según ha explicado José Luis Bengoa. En la manutención de la familia hasta que puedan encontrar un trabajo colaborará la comunidad neocatecumenal a la que pertenecen en la parroquia de Santo Tomás de Valencia.

Los esposos se ofrecieron como voluntarios para partir con sus hijos como familia en misión en una convivencia del Camino Neocatecumenal hace seis años. Años después, fueron destinados a Denver, durante un encuentro en la población italiana de Porto San Giorgio, en el que participaron familias de todo el mundo junto con los iniciadores del Camino, los españoles Kiko Argüello y Carmen Hernández.

La decisión de ofrecerse como familia misionera "surge como una respuesta agradecida a la llamada que hemos sentido de Dios, después de haber visto que nos ha ayudado y nos ha bendecido siempre", ha indicado Bengoa. El marido, ha explicado, por ejemplo que "Él ha hecho de nosotros un matrimonio auténtico en el que se puede dar el amor, rescatándonos del egoísmo recalcitrante en el que vivíamos los primeros años de casados, lo que hubiera llevado nuestra relación al fracaso".

A su vez, Gia Croxatto ha añadido que "en nuestros planes no estaba tener hijos, pero poco a poco el Señor nos ha enseñado a estar abiertos a la vida y poder tener ocho, que son una auténtica bendición".

Los hijos, todos menores de edad, "están muy contentos, igual que nosotros, de poder marchar a Denver como familia en misión", ha agregado. La esposa ha señalado también que "sólo con estas últimas semanas de preparación antes de nuestra partida ya nos ha merecido la pena ponernos a disposición de la Iglesia de esta forma", ya que "estar dejando nuestras comodidades aquí nos ha liberado de muchos apegos que en definitiva no nos dan la felicidad, sino únicamente el Señor".