De Miguel dice que la Ley de Dependencia debe garantizar "los mismos derechos" a todos los ciudadanos del Estado

 

De Miguel dice que la Ley de Dependencia debe garantizar "los mismos derechos" a todos los ciudadanos del Estado

Actualizado 24/07/2006 20:10:50 CET

VALENCIA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Bienestar Social, Alicia de Miguel, subrayó hoy que la Ley de Dependencia "debe garantizar los mismos derechos y las mismas prestaciones a todos los ciudadanos dentro del territorio nacional". En este sentido, manifestó que esperaba del Gobierno central un proyecto de Ley que "diera coherencia nacional a las distintas maneras en las que las comunidades autónomas estaban comenzando a abordar esta compleja cuestión" y afirmó que esto es "algo que el actual proyecto no garantiza".

De Miguel realizó estas declaraciones durante su intervención en la mesa redonda titulada 'España en una encrucijada: Estado de las autonomías y cohesión social', enmarcada en los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid, donde incidió en "la necesidad de una política social de Estado que fije un mínimo común denominador para todo el territorio nacional".

A este respecto, la consellera añadió que "es una cuestión de sentido común y de sentido de la lealtad institucional y constitucional, poder compatibilizar una política social cohesionada, que garantice los mismos derechos y prestaciones a todos los ciudadanos dentro del territorio nacional, con el legítimo derecho que asiste a las comunidades autónomas para diseñar e implementar sus propias políticas sociales".

Durante su intervención, Alicia de Miguel, puso la Ley de Dependencia como "ejemplo en el que los partidos nacionalistas están poniendo en peligro la cohesión social de España, al oponerse sistemáticamente, no sólo a aquello que puedan entender que invade sus competencias, lo cual sería legítimo, sino a todo lo que pueda llevar implícito una idea de nación con la que no comulgan".

De Miguel insistió en que "la cohesión, la vertebración, el equilibrio y la equidad social no son retos que puedan ser abordados únicamente desde el prisma autonómico, por mucho que se empeñen algunos; son aspectos que tienen una indudable dimensión europea a la que sólo se puede dar respuesta desde una perspectiva nacional".

Así, "regular la atención a la dependencia mediante convenios bilaterales entre el Estado y las comunidades autónomas" es, en palabras de la consellera, "abrir claramente una puerta a la desigualdad y a la insolidaridad territorial", dijo.

"CENTRIFUGAR ESPAÑA"

En este sentido, la titular de Bienestar Social puntualizó que "el proyecto de Ley de Dependencia del Gobierno es un paso más para centrifugar España, y si no lo corregimos, tanto en esta ley como en el resto de leyes sociales, los derechos de las personas dependerán de su lugar de residencia".

Asimismo, la consellera reflexionó sobre el hecho de que "Europa, en estos momentos, aborda un intenso debate sobre la reforma del Estado de Bienestar; un debate en el que España no está presente porque los partidos nacionalistas y el propio PSOE han optado por llevarnos a un callejón sin salida que no preocupa para nada a los ciudadanos". Así, apuntó que "mientras Europa se enfrasca en tratar de hacer más compatibles crecimiento y bienestar, España se pierde en discusiones vanas".

Por tanto, añadió, "es necesario que el Estado fije ese mínimo común denominador para todo el territorio nacional, que garantice los mismos derechos y las mismas prestaciones a todos los ciudadanos, así como que vele por hacer primar políticas que fomenten la solidaridad interterritorial".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies