Moliner dice que hay que pedir a ciudadanos que sean más políticos y a los políticos que sean más ciudadanos

 

Moliner dice que hay que pedir a ciudadanos que sean más políticos y a los políticos que sean más ciudadanos

Javier Moliner
EUROPA PRESS
Actualizado 15/05/2013 17:07:23 CET

CASTELLÓN, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha asegurado que hay que pedir a los ciudadanos que sean "un poco" más políticos y a los políticos que sean "un poco" más ciudadanos para reducir la "brecha" entre la política y la sociedad.

Moliner, que se ha manifestado así antes de participar en la clausura del IV Congreso Abierto y Virtual Castellón 2020, ha subrayado que la crisis de valores que vive la sociedad "nos exige a todos hacer un esfuerzo adicional para aproximarnos e intentar que el papel de representantes de los ciudadanos que tenemos los políticos tome fuerza no cada cuatro años, sino todos los días del año de la legislatura".

Para lograr esto, Moliner considera que "hay que pedir a los ciudadanos que sean un poco más políticos y a los políticos que sean un poco más ciudadanos para reducir esa brecha y que se entienda que la representación pública es fundamental, pues nadie cree que la anarquía sea la solución".

No obstante, cree necesario que la clase política "haga un esfuerzo permanente por la ejemplaridad, la transparencia, la humildad y una escucha activa para que las decisiones sean consecuencia de las demandas de los ciudadanos".

Moliner ha explicado que la administración se está "reinventando", pues "la crisis nos ha devuelto a una necesaria visión de la realidad". Así, ha comentado que "desde hace mucho tiempo, las administraciones están encontrando un nuevo espacio mucho más flexible, ajustado y ágil, que permita responder a las demandas de los ciudadanos desde criterios se austeridad y responsabilidad".

GASTAR IGUAL O MENOS

En su opinión, "la única forma de poder pagar todo es gastar igual o menos de lo que se ingresa", por lo que-ha añadido- "el camino es trasladar la economía de una casa a la economía pública, pues el que ha sido en los últimos años capaz de no asumir compromisos por encima de sus ingresos sigue viviendo de una forma más o menos tranquila".

En este sentido, Moliner ha destacado que lo que ha pretendido, desde el primer momento, es que la Diputación "sea una administración austera, que sepa hasta dónde puede llegar y que entienda que tan importante es ayudar a un ayuntamiento ingresándole dinero como ahorrándole gastos".

En esta línea, se ha mostrado "satisfecho" por la situación particular de la Diputación, aunque ha dicho que "no sirve de nada ser un oasis en medio del Sáhara", y ha añadido que "la principal preocupación que a todos debe centrar nuestra atención son las cifras del desempleo y, evidentemente, conseguir activar la economía y la provincia".

"Sería insensato decir que estoy contento porque la Diputación paga a 22 días, pues los que tienen que pagar a 22 días son todos los ciudadanos y todas empresas de la provincia porque tenga capacidad para poderlo hacer", ha finalizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies