Monseñor García-Gasco invita "a pasar de la alegría y gratitud a la acción" tras el Encuentro Mundial de las Familias

Actualizado 14/07/2006 14:38:50 CET

VALENCIA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Valencia, monseñor Agustín García-Gasco, animó en su carta de esta semana a "pasar de la alegría y la gratitud, a la confianza y a la acción", tras el del V Encuentro Mundial de las Familias (EMF) con el Papa, celebrado el pasado fin de semana, que, según el prelado, "ha supuesto para la inmensa mayoría de la sociedad valenciana un ejercicio novedoso de educación ciudadana en el compromiso por el bien común".

En su carta, que titula, 'La alegría de la colaboración cívica', destacó cómo "Valencia recibe estos días la felicitación desde los lugares más lejanos del mundo y en innumerables medios de comunicación, suscitando comentarios elogiosos por el éxito de la organización, por el comportamiento de los participantes y por el servicio generoso y eficaz de los voluntarios".

"Nos encontramos ante un enorme bien conseguido por la suma de múltiples esfuerzos en una sana colaboración" y, por ello, exhortó a extender ese "esfuerzo compartido" también a otros sectores para abordar los problemas de la juventud, de la familia, de la educación o de la acción social con los más desfavorecidos porque "se enfrentarían mucho mejor con una colaboración social amplia y profunda".

El EMF, "cuyo éxito ha sido el resultado de la colaboración de todos" según el arzobispo de Valencia, "nos transmite la alegría de una gran meta conseguida entre todos, y principalmente por la acción, la ilusión y el compromiso de los voluntarios y de las familias".

Del mismo modo, señaló que los 10.000 voluntarios del EMF "han sido el mejor rostro de la sociedad: el rostro de la entrega, la imagen del servicio, la expresión de la solidaridad", señala monseñor García-Gasco, que además precisa: "sin su entusiasta colaboración, los aspectos organizativos se hubiesen quedado sin contenido, mientras que con el dinamismo familiar se llenaron de vida y de colorido".

A continuación se refirió a la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento y la Diputación, que "sumaron sus esfuerzos para crear una Fundación con capacidad de gestionar la magnitud del acontecimiento". El Gobierno de la nación "colaboró eficazmente para garantizar todo lo relativo a la seguridad de las familias del mundo y del Santo Padre", añadió el prelado que mencionó, además, de forma expresa a la Policía Local de Valencia, porque "durante estos meses ha trabajado intensamente para que la ciudad estuviera dispuesta y organizada".

En su carta, agradeció asimismo la "desinteresada ayuda de múltiples empresarios y emprendedores, algunos de manera anónima y otros con un mecenazgo explícito", y también los donativos de particulares, que "han sido cuantiosos, especialmente los destinados a favorecer la venida a Valencia de las familias procedentes de los países en vías de desarrollo".

RECONOCIMIENTOS

El arzobispo de Valencia expresó su reconocimiento a las parroquias, asociaciones, movimientos, centros educativos y universitarios "que se convirtieron en colaboradores activos y entusiastas" y precisó que las catequesis ampliamente difundidas y asimiladas "crearon un clima de interiorización, ratificado por el silencio participativo con el que se siguieron las celebraciones festivas, testimoniales y litúrgicas".

Mencionó también a Feria Valencia, que "se ha convertido en una auténtica ciudad mundial de las familias", con los pabellones dedicados a la zona lúdica, los Congresos Teológico-Pastoral, de los Hijos y de los Abuelos. "La generosa acogida del personal de la Feria ha favorecido la expresión el rostro familiar de nuestra sociedad como nunca antes se había conseguido", subrayó.

En su carta, el arzobispo de Valencia también manifiestó su reconocimiento a Televisión Valenciana por la retransmisión que hizo y que "ha hecho evidente lo que hemos vivido". "La lealtad de Televisión Valenciana con el acontecimiento --añadió-- se hace cada día más evidente, sobre todo si se la compara con la opción por el sesgo y la deformación que ha caracterizado a otros medios".

El arzobispo de Valencia concuyó su carta pastoral con el agradecimiento final al papa Benedicto XVI "por venir a Valencia, a España, y por habernos convocado a un espíritu de mutua cooperación, ratificado por sus gestos y sus palabras". Dirigiéndose a él, finalizó el prelado su carta: "¡Gracias, Santo Padre! ¡Su presencia y su ejemplo nos ha estimulado decisivamente para ser constructores de una sociedad habitable, una sociedad del amor, de la familia y de la libertad!".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies