Montón defiende que se comunicó a Ribera Salud la reversión 18 meses antes del fin por lo que no ha sido "una sorpresa"

Publicado 29/03/2017 14:59:57CET

VALÈNCIA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, ha asegurado este miércoles que el anuncio de la reversión del departamento de salud de Alzira (Valencia) a la sanidad pública "no ha sido ninguna sorpresa" para la concesionaria, Ribera Salud, porque se hizo con una antelación de 18 meses, más de lo que marcaba el contrato que firmó en su día el Gobierno del PP.

Montón, que ha visitado los laboratorios del Área de Genómica y Salud de la Fundación Fisabio para conocer los resultados de un nuevo estudio sobre resistencia antibiótica en bacterias aisladas de lesiones clínicas, se ha pronunciado en estos términos, a preguntas de los medios, después de que el grupo Ribera Salud haya anunciado que recurrirá en los tribunales la decisión "política" de la Generalitat Valenciana de no prorrogar la concesión. Para la concesionaria, es una medida "puramente ideológica que no defiende el interés público de los ciudadanos".

Sin embargo, Montón ha insistido en que el anuncio de la finalización del contrato y el inicio del periodo de transición "no ha sido una sorpresa" para Ribera Salud, que conocía la intención de la Generalitat "con 18 meses de antelación, más de lo que marcaba el contrato que firmó la empresa con el gobierno del PP".

Así, ha defendido que, por parte de la administración, se ha mantenido una actitud "serena, leal y respetuosa, con ganas de devolver a lo público lo que privatizó el PP". "Es el comienzo del fin del modelo de privatización del PP", ha reiterado.

En esta línea, ha confiado en que tener con el grupo Ribera Salud "buena interacción" porque tienen "la convicción, la decisión y los rudimentos legales que propicia la administración" para llevar "a buen puerto" la transición.

Asimismo, ha subrayado que se trata de la finalización de un contrato y que, para que hubiera uno nuevo, debería haber un acuerdo que en este caso no se produce porque la Generalitat "considera que hay que retornar la sanidad a lo público". "Finaliza el contrato y haremos una gestión directa de la salud de Alzira", ha insistido.

Montón ha recalcado que el interés de la Conselleria de Sanidad y del Gobierno de la Generalitat es "el bienestar y salud de la ciudadanía y fortalecer la sanidad pública valenciana. Este es nuestro objetivo, y cumplir con lo que se comprometió al inicio de la legislatura". La consellera ha reiterado que a principios de abril --el día 6-- se ha convocado mesa con los sindicatos para informar de la hoja de ruta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies