Montón vincula la amenaza de llevar al TC la atención sanitaria integral a la coyuntura electoral de un gobierno agotado

Carmen Montón
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 11/10/2015 11:33:01 CET

Garantiza que la sanidad valenciana pública y de calidad "no va a parar" a pesar del "legado envenenado" del PP

   VALENCIA, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, ha vinculado, en una entrevista a Europa Press, "la amenaza" del Ejecutivo central de llevar al Tribunal Constitucional (TC) la ley que devolvió la atención sanitaria integral a los inmigrantes irregulares de la Comunitat Valenciana a "la coyuntura electoral de un Gobierno que está agotado".

  "Nosotros estamos tranquilos y pensamos que es la coyuntura de una legislatura agotada y en ningún caso vamos a entrar a mercadear con el derecho a la salud de la Comunitat Valenciana", ha recalcado.

   En ese sentido, ha argumentado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene "un proyecto agotado" y ahora su Ejecutivo "ante las próximas elecciones generales materializa el trámite de la amenaza del recurso de inconstitucionalidad" contra la atención sanitaria integral, ha señalado.

   Sin embargo, ha lamentado que con esta actitud "lo que hace Rajoy no es sólo amenazar a la Comunitat Valenciana, que ya es grave, sino que está amenazando a las personas que se están beneficiando de esta medida", que en estos momentos ya son más de 4.000 inmigrantes en situación irregular.

   En ese sentido, ha recordado que desde las instancias internacionales "ya le han llamado la atención a este Gobierno" y "nosotros estamos dando la mejor solución que podemos" porque está "dentro de nuestras competencias". Además, ha destacado que esta ley tiene "el aval de la Abogacía de la Generalitat y el aval de las Corts, ya que ningún grupo votó en contra, y tenemos los precedentes de Navarra y País Vasco".

   Con todo, ha recalcado que va a "apostar por el diálogo" a pesar de que el Ministerio "desgraciadamente no está en esa vía", pero "también por la recuperación de derechos" ante un proyecto que "ya tiene los días agotados". Así, ha recalcado que el próximo presidente del Gobierno, que tiene la "total seguridad de que será Pedro Sánchez, "nos ayudará a tener otro tipo de relación desde estos parámetros de recuperación del diálogo y de la recuperación de los derechos".

"DEVOLVER DERECHOS, EN NUESTRO ADN"

   En esta línea, ha señalado que estos 100 días en el cargo les han permitido comprobar "el legado envenenado" que les ha dejado el anterior Consell del PP por "una mala gestión", pero ha garantizado que pese a ello la sanidad pública valenciana "no va a parar" y se va a centrar "en devolver los derechos cercenados en estos últimos 20 años".

   Montón, en una entrevista con Europa Press, ha destacado que todo su equipo se encuentra, tras estos primeros 100 días de ejercicio, con "el mismo ímpetu y la misma fuerza de trabajo con la que comenzamos el primer día" ya que se sienten "muy bienvenidos" porque "había muchas ganas de cambio por recuperar los derechos que habían sido cercenados por estos años del PP".

   "La sanidad valenciana no se va a parar porque es nuestro compromiso y porque está dentro del ADN de este Consell que sea pública, universal, y de calidad", ha recalcado. De hecho, ha destacado que "ya se está notando otra forma de hacer las cosas dentro de la precariedad y de ese legado envenenado que tenemos que gestionar".

   Así, entre esta "herencia envenenada" se ha referido a los 1.100 millones de euros que faltarán para terminar este ejercicio por "una infravaloración" del presupuesto del gasto ordinario de la conselleria, a la multa de 19 millones por la sanción impuesta por la UE por "las facturas ocultas en cajones", así como las condenas judiciales por intereses de demora por el retraso en el pago a las farmacias entre 2008 y 2011.

   Asimismo, ha criticado "la falta de diligencias y de exigencia" del anterior Consell de Alberto Fabra con el Gobierno central al no exigir los 70 millones de euros que se han perdido sólo en 2014 por no poner en marcha el Fondo de Garantía Asistencial o la política de privatizaciones que "nunca se ha probado que sea eficiente sino más bien todo lo contrario.

   "Ha habido falta de diligencia y responsabilidad a la hora de llevar al día las cuentas públicas y todo eso nos comprometemos a ir solucionándolo", ha garantizado Montón que ha señalado que ahora les toca "gestionar para que no se ponga en cuestión la sanidad". En ese sentido, ha destacado que ahora "se trata de llevar con rigor todas las cuentas públicas para que no salgan perdiendo los valencianos, que es lo que ha venido pasando hasta ahora".

   Por ello, ha señalado que sus prioridades para el próximo presupuesto son "recuperar los derechos perdidos con la eliminación del copago o la universalidad sanitaria frente a la privatización y las concesiones que nos han costado dinero a los valencianos". "Dentro de la precariedad financiera en la que nos movemos por la infrafinanciación hay margen para dar prioridad a atender a lo que de verdad interesa a la ciudadanía", ha garantizado.

    Al respecto, ha descartado entrar en el debate de si los problemas económicos hacen aconsejable devolver al Estado las competencias sanitarias porque sería "ocultar el verdadero mensaje que queremos trasladar que es que la Sanidad valenciana debe estar correctamente financiada" y para ello ha exigido una correcta financiación para la Comunitat Valenciana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies