Moragues apela a la "altura de miras" para un Pacto Nacional del Agua: "Nuestros regantes no entenderían otra cosa"

Moragues en el acto del agua en Alicante
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO
Publicado 22/03/2018 15:05:46CET

ALICANTE, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha apelado este jueves a la "altura de miras" para alcanzar un Pacto Nacional del Agua, ya que considera que los regantes "no entenderían otra cosa".

Así lo ha indicado en Alicante durante la clausura de la Jornada Conmemorativa del Día Mundial del Agua, en la que ha pedido a las formaciones políticas y comunidades autónomas "sentido de Estado" para dar una respuesta "global" al déficit hídrico. Según Moragues, el Ejecutivo "ha hecho los deberes" y ha pedido al resto de formaciones políticas "un relato y un discurso único, que no dependa del territorio donde se esté para alcanzar un consenso que dé una respuesta global al déficit hídrico".

El delegado ha destacado la batería de medidas del Gobierno para ayudar los regantes durante la sequía, que ha resumido en 100 millones de euros en una treintena de actuaciones de emergencia en el Segura y el Júcar, ayudas al agua desalada de 13 millones de euros, exenciones en tasas y moratoria a las cotizaciones a la Seguridad Social.

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha llevado a cabo más de un centenar de reuniones con organizaciones, comunidades autónomas y expertos para alcanzar un Pacto "que sea de todos y para todos, concibiendo la gestión del agua como una verdadera política de Estado", ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado.

El Gobierno considera "fundamental" trabajar sobre seis puntos: ejecutar las infraestructuras convencionales y no convencionales para aumentar las garantías de respuesta a la demanda de agua; poner en marcha un programa de mantenimiento y conservación de las infraestructuras hidráulicas existentes; impulsar el uso de la desalación y reutilización; promover un uso eficiente del agua y fomentar el ahorro; impulsar las interconexiones y llevar a cabo aquellas nuevas transferencias de agua que cuenten con el consenso suficiente para dar una respuesta a largo plazo.

A FAVOR DE LOS TRASVASES

Sobre este último aspecto, el delegado ha recordado que el Gobierno "siempre ha estado a favor de los trasvases". "El agua debe llegar a donde hace falta, el agua no entiende de fronteras ni de ideologías y debe llegar allí donde se sufre una sequía que hace peligrar miles de empleos", ha señalado Moragues, quien ha remarcado que "para dar una respuesta global se requiere el consenso necesario para no caer en conflictos políticos y jurídicos".

Durante su discurso, Moragues ha puesto en valor el trabajo del Gobierno para evitar los efectos de la sequía que padece el país y la Comunitat Valenciana en particular "y que han dado respuesta rápida y efectiva a las necesidades de la zona, ayudando a los regantes que padecen las sequía y garantizando el suministro a la población haya estado garantizado".

En este sentido, ha recordado que desde que las cuencas hidrográficas del Segura y del Júcar se declararon en situación de sequía, el Gobierno de España, a través del Ministerio, "ha declarado y prorrogado anualmente los Reales Decretos de sequía, que han permitido diferentes medidas de emergencia que ha permitido movilizar 430 hectómetros cúbicos en los últimos tres años".

Asimismo, ha destacado que el Gobierno de España, desde mayo del 2015, "ha realizado más de treintena de actuaciones de emergencia en las cuencas del Segura y del Júcar, con un presupuesto 100 millones de euros para paliar los efectos asociados a las situaciones de sequía".

"Este mismo mes de marzo, el Gobierno ha autorizado dos actuaciones de emergencia, por un importe de 10 millones de euros, para la apertura de pozos de sequía en la cuenca del Segura", ha recordado el delegado. Con extracciones de hasta 80 hectómetros cúbicos de agua para atender el uso de abastecimiento, el regadío y los caudales ambientales.

Además, el Ministerio de Agricultura y Red Eléctrica Española trabajan a "pleno rendimiento" para duplicar la capacidad de producción de la desaladora de Torrevieja, que ha pasado de 40 hm3 a 80 hm3 como primer objetivo para, posteriormente, triplicar la producción anual.

Asimismo, y teniendo en cuenta el precio más elevado del agua desalada, el Ministerio ha otorgado, desde 2015, 13 millones de euros en subvenciones desde que comenzaron a aplicarse los Reales Decretos para beneficiar con una reducción de su tarifa a los usuarios del agua de esta desaladoras. En concreto, se ha establecido un precio rebajado de 0,30 euros por metro cúbico para el agua producida por la desaladora de Torrevieja (Alicante).

RESERVAS EN MAYO

Por otra parte, en mayo de 2017, se alcanzó el umbral mínimo de reservas en los embalses de la cabecera del Tajo que permiten trasvasar agua, "en virtud de una normativa clara y que fue acordada por todas las comunidades autónomas cedentes y receptoras de esta infraestructura".

Dada esta situación, el Gobierno aprobó, un mes después, en junio, un Decreto-Ley por el que se adoptaron "medidas urgentes" para paliar los efectos producidos por la sequía en las cuencas hidrográficas afectadas eximiendo a los regantes del pago de las tasas y cánones de disponibilidad de agua, suponiendo un ahorro de 37,2 millones de euros para los titulares de derechos al uso de agua para riego de la cuenca del Segura (más de 35 millones correspondientes a los regantes del trasvase) y 8,5 millones de euros los titulares de la cuenca del Júcar

Asimismo, se aprobó la moratoria a las cotizaciones a la Seguridad Social para las empresas y los trabajadores por cuenta propia, titulares de las explotaciones agrarias afectadas por la sequía,