Música, luz y pólvora para calentar el ambiente antes del día de los valencianos

Contador
Correfoc en el Palau
PALAU GVA
Actualizado 08/10/2017 10:32:06 CET

VALÈNCIA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los alrededores del Palau de la Generalitat Valenciana en València han acogido la recta final de actividades de este fin de semana con motivo del 9 d'Octubre, día de la Comunitat, marcadas por actuaciones de música, el desfile de Moros y Cristianos, 'correfoc' y el espectáculo de luces en la fachada de la sede del Consell.

La plaza de Manises y la calle Caballeros de València han servido de escenario para las actuaciones musicales en una jornada que arrancó con el sonido de los instrumentos de cuerda de la Jove Orquesta de la Generalitat resonando contra las cristaleras del Palau, destaca el Gobierno valenciano en un comunicado.

Le siguieron los ritmos alterados de Piazzola, interpretados por el ensemble de clarinetes Ad Libitum y ante la mirada de espectadores disfrutando de la horchata y los mazapanes de la tradicional Mocaorà. Al mediodía, llegó el turno de los metales de Back to Brass bajo las arcadas del patio gótico y ante las primeras gotas de lluvia otoñal.

Paralelamente, continuaron las tradicionales jornadas de puertas abiertas al Palau de la Generalitat, en las que miles de valenciano han conocido un año más las estancias del edificio histórico. También ha sido una jornada de visitas en los '9 palacios para el 9 d'Octubre'.

La III Entrada Infantil de Moros y Cristianos dio el pistoletazo de salida a las actividades vespertinas, con sus marchas moras y sus coloridos estandartes recorriendo las calles del centro ante el pasillo creado por la multitud. Unas calles que, al caer el sol, se vieron iluminadas por el fuego del 'correfoc'.

LOS DEMONIOS DAN PASO A LA 'DOLÇAINA'

El 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, contempló desde la calle cómo los demonios y los frailes de Xarxa Teatre iluminaban el recorrido desde las Torres de Quart hasta su culminación en la plaza de la Virgen con el espectáculo pirotécnico, acompañado por el ritmo tradicional del 'tabal' y la 'dolçaina'.

La atención se trasladó más tarde hacia la torre vieja del Palau, donde se proyectó el 'videomapping' en la fachada, al que Puig también asistió como espectador tras aprovechar para saludar y charlar con algunos espectadores.

Los asistentes pudieron contemplar la transmutación del edificio en figuras con los colores de la Reial Senyera valenciana, al tiempo que se narraba la historia de la conquista de València por parte del rey Jaume I, fecha fundacional que se celebra durante esta semana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies