Una nevada de más de un metro de grosor deja incomunicados a decenas de pueblos y masías de Castellón

Morella cubierta de nieve
AYUNTAMIENTO DE MORELLA
Actualizado 01/03/2013 20:36:56 CET

CASTELLÓN, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El interior de la provincia de Castellón ha registrado este viernes una concentración de nieve de un metro de grosor, lo que ha provocado que todas las carreteras a partir de Atzeneta, Benassal, Ares y el Santuario de Vallivana hayan estado cortadas y aunque las principales se han ido abriendo, decenas de pueblos y masías siguen incomunicados, situación que es especialmente crítica en la Tinença de Benifassà.

En Vilafranca el suministro eléctrico ha fallado por el peso de la nieve sobre los cables eléctricos y no ha habido corriente hasta las 12.00 horas en buena parte del pueblo, momento en el que han podido llegar al municipio los operarios de Iberdrola para recuperar el suministro.

El Ayuntamiento ha dispuesto desde primera hora todas las palas disponibles en el municipio y hasta seis han estado trabajando ininterrumpidamente para abrir el paso en las calles. Además, el alcalde de Vilafranca, Óscar Tena, ha pedido ayuda a la Diputación, Generalitat y Gobierno para que se destinasen todos los medios posibles. "Estamos ante una auténtica situación de emergencia", ha dicho.

Las clases en la escuela infantil, el colegio Don Blasco de Alagón y el IES de Secundaria se han suspendido ante el grosor de nieve. La máquina quitanieves del municipio ha estado trabajando desde las 7.00 horas y las dependencias de la Mancomunitat Els Ports han sido el epicentro de la actividad.

En Ares del Maestrat, donde los vecinos no han podido salir de casa, las calles han estado impracticables y los corte eléctricos han sido constantes. A las 18.00 horas una máquina quitanieves ha intentado limpiar el acceso hasta el municipio desde El Coll d'Ares.

CASTELLFORT

En Castellfort, su alcaldesa ha apuntado que los cortes de electricidad y telefonía han sido "incesantes" durante toda la jornada. Los vecinos no podían casi salir de sus casas y la carretera que une el pueblo con la CV-15 se ha ido limpiando, pero hasta las 17.00 horas no ha parado de nevar y la situación era muy complicada. Una vez los agricultores y ganaderos han limpiado los accesos a sus granjas se procederá este sábado a limpiar las calles del pueblo con palas.

En Portell el pueblo ha estado incomunicado durante buena parte de la jornada, pues no ha habido luz ni teléfono durante algunas horas. Cuando ha cesado la nieve el Ayuntamiento ha iniciado la limpieza de las calles. No obstante, su alcalde, Álvaro Ferrer, ha apuntado que "nos llevará días".

En Morella más de 30 personas han trabajado durante todo el día en la limpieza de las calles y accesos a la localidad. Un vehículo 4x4 con pala, otro con pala y salero adaptado y todos los recursos municipales se han destinado para la limpieza de la nieve y no ha habido colegio ni instituto.

En els Ports y la Tinença, municipios como Castell de Cabres, Fredes, Boixar, Coratxar, Herbers, Portell de Morella, Cinctorres, Olocau del Rey, Castellfort, Ares, Vilafranca han estado incomunicados durante el día hasta que han ido abriendo los accesos, mientras que en l'Alcalatén se ha vivido una situación semejante en Vistabella del Maestrat y Xodos.

Los bomberos de Morella han tenido que abrir la carretera hasta Todolella para que pudiera circular un transporte sanitario y también se ha abierto la carretera entre Montanejos y Cortes para poder atender a un paciente. Las dificultades más grandes en la limpieza de viales se registran en la Tinença de Benifassà.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies