¿No sabes qué hacer con una silla vieja? Puedes llevarla a la Falla del Ayuntamiento para que arda en la 'cremà'

Falleras Mayores 2017 junto a sus cortes, Ribó y Fuset en el taller de M García
EUROPA PRESS
Actualizado 03/03/2017 15:58:38 CET

El monumento será, con una altura de 41 metros, "la más alta de la historia" y se plantarà 'al tombe' con la participación de Joan Ribó

   VALÈNCIA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los ciudadanos que lo deseen podrán participar en la conformación de la falla grande del Ayuntamiento de València de 2017 aportando sillas de madera que ya no necesiten. Este mobiliario, que se quemará junto a todo el monumento el día de la 'cremà', se colocará junto a la pasarela que forma parte de este montaje y que da paso a la escena que muestra la cabalgata folclórica por la que desfilan "las trabas" que la ciudad padece.

   Así lo han anunciado este viernes dos de los artistas responsables de la falla municipal, Manolo García y Paco Pellicer, éste último integrante del estudio 'Fet d'Encàrrec', durante la visita que han realizado a los talleres de la Ciudad del Artista Fallero el alcalde de València, Joan Ribó; el concejal de Cultura Festiva y presidente de la Junta Central Fallera (JCF), Pere Fuset, y las Falleras Mayores de la ciudad 2017, Raquel Alario y Clara Parejo.

   La Falla del Ayuntamiento de este año tiene como lema 'València, Ca la trava' y pretende contraponer, jugando con el nombre del arquitecto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el valenciano Santiago Calatrava, la imagen de una gran ciudad con la de las "trabas" del día a día.

   De este modo, basa su ironía "sobre la València de Calatrava" y su sátira "sobre la València de las trabas". Los creadores del monumento --Manolo García, Manolo Algarra, Julio Monterrubio, Manolo Martín, José Aguilar y Fet d'Encàrrec-- aluden con sus imágenes a "la València de Calatrava que se proyectó" y que "nunca se ejecutó por culpa de ciertas trabas", con elementos que quedaron descartados.

   El conjunto mostrará "una torre de telecomunicaciones que se proyectó y que nunca se construyó", así como "una cabalgata folclórica por la que desfilan las trabas que la ciudad asume y ha padecido desde tiempos pasados hasta nuestros días".

   La idea de los artistas es que las sillas que se aporten se coloquen próximas a la plataforma que exhibirá la cabalgata. A este respecto, Paco Pellicer ha destacado la parte "participativa" del montaje de este monumento y ha anunciado "la convocatoria para que quienes quieran aporten sillas de madera" viejas. Ha precisado que la intención es que los ciudadanos "aporten el combustible para que la falla arda, recuperando el espíritu de la 'estoreta velleta', del trasto viejo".

   Pellicer ha comentado que la idea de las sillas es también que éstas se vean como las que las personas llevan, "como espectadores", para ver una cabalgata sentado, en este caso, simulando que es la representada en la falla y "sintiéndose representado" en este conjunto. El artista ha declarado que el monumento contará ya con sillas hechas por sus creadores "con sus chistes pertinentes".

   La fecha en la que los ciudadanos podrán llevar sus sillas hasta la Falla del Ayuntamiento no está aún cerrada y podría ser entre el día 14 de marzo o el 15 de marzo. "Todo el que tenga una silla vieja la puede traer. Hacemos el chiste de que en lugar de llamar al 010 --el teléfono de información del consistorio y de aviso de recogida de enseres--, que nos llamen a nosotros", ha manifestado Pellicer.

EL "GRAN RETO" DE LA CRÍTICA

   Manolo García ha indicado que además de la altura de 41 metros que alcanzará este monumento y de plantar de este modo "la falla más grande de la historia", el "gran reto" de esta propuesta es sacar a la calle "su crítica" porque ha considerado que será "la que más crítica va a tener de la historia".

   Paco Pellicer, por su lado, ha indicado que "la falla representa lo que somos, Ca la traba --en castellano casa la traba--" y ha dicho que por ello "todo el mundo se verá representado de una manera u otra" al reconocer "alguna traba que le han puesto o que pone". "Esa es la intención del lema y del desarrollo de la falla", ha señalado, al tiempo que ha afirmado que este monumento es "satírica y muy crítica para recuperar el origen de una falla".

   Pellicer ha comentado que la crítica está dirigida principalmente al Ayuntamiento de València aunque en ella se podrán ver reflejadas otras administraciones. "El Ayuntamiento está compuesto por diferentes partidos políticos y claro que está criticado. Nos hemos centrado en la ciudad de València pero se puede generalizar porque, por ejemplo, el Corredor Mediterráneo es una traba a la ciudad pero depende de otras administraciones", ha expuesto.

   Por lo que respecta al montaje de la falla municipal, Manolo García ha aseverado que el sábado 11 de marzo, a las 18.00 horas, "comenzará a subir la falla" desde el suelo para colocarla en su lugar habitual. El artista ha destacado que la parte central del monumento, la torre, se plantará "al tombe", de manera tradicional y a mano entre diferentes personas.

   Así, ha afirmado que a esa hora "empezaremos todos a hacer fuerza" para levantar la falla "poco a poco" y ha calculado que podría estar en su lugar "en un par de horas o menos" pero "sin prisa". Ha agregado que ante todo se cuidará "la seguridad".

RIBÓ ESTARÁ EN LA PLANTÀ 'AL TOMBE'

   El alcalde ha mostrado su "satisfacción" por el resultado de la falla municipal y se ha manifestado "impresionado" por su diseño. Asimismo, ha avanzado su intención de participar en la 'plantà al tombe' y ha valorado el "trabajo conjunto que se hará entre todos", además de decir que simbolizará "el trabajo colectivo de los valencianos para hacer unas fiestas integradores, patrimonio de la Humanidad e históricas".

   Respecto al montaje, el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, ha resaltado sus dimensiones y ha bromeado diciendo que es "la falla que ningún político se hubiera atrevido a elegir". Ha asegurado que es un monumento "entusiasmante" que "refuerza la imagen del esfuerzo colectivo que se tienen que hacer" y ha dicho que se han celebrado reuniones con Policía Local y con el Cuerpo Municipal de Bomberos para garantizar las medidas de seguridad en su 'plantà'.

"LA DE TODOS LOS VALENCIANOS"

   Fuset ha agregado que "la Falla del Ayuntamiento, es la de todos los valencianos, en la que todos pagamos cuota" y ha señalado por ello que en su montaje estará representados la mayoría de colectivos de la ciudad.

   Sobre la crítica de este monumento ha indicado que supone "el retorno de la sátira" fallera, algo que ha valorado porque si un monumento de este tipo "no muerte puede ser arte pero no falla". El edil ha avanzado que una parte del monumento, la que representa una cabalgata saldrá este sábado en la Cabalgata del Ninot de València.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies