La nueva Fe recibirá a los primeros pacientes el 29 de noviembre y en marzo se concluirá el traslado

nuevo hospital La Fe
GVA
Actualizado 20/10/2010 16:53:21 CET

Sanidad efectuará un Plan Director para las antiguas dependencias de Campanar

VALENCIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El nuevo Hospital de la Fe recibirá el lunes 29 de noviembre a los primeros pacientes, que serán los de consultas externas, y el traslado desde las dependencias de Campanar se hará de forma progresiva durante los cuatro meses siguientes de menor a mayor complejidad. Sólo quedará en el antiguo centro el servicio de medicina nuclear y oncología radioterapia hasta que se disponga de la autorización del Consejo de Seguridad.

El conseller de sanidad, Manuel Cervera, ha ofrecido este miércoles una rueda de prensa para desgranar los detalles de este traslado único en Europea, ha dicho, ya que "no ha habido ni habrá uno como éste en un futuro próximo" por su envergadura ya que "es como si 1.500 familias se mudarán a 1.500 casa en un mismo barrio a la vez". Sin embargo, todavía no hay fecha para la inauguración oficial ya que, entre otras cuestiones, depende de la agenda de la Casa Real. En cualquier caso, ha señalado que sí que está invitada la nueva ministra de Sanidad, Leire Pajín.

De este modo, se prevé que el traslado de Consultas Externas se hará progresivamente por especialidades hasta finales de enero y se informará por carta y por teléfono a todos los pacientes de que deben acudir al nuevo edificio. Además, se ha habilitado una línea gratuita de atención al cliente en el 900 100 355. La atención en el bulevar sur cubrirá al mismo departamento de la actual Fe más a 50.000 personas de Malilla y Russafa.

El traslado más "espectacular" será el de las Hospitalizaciones, que comenzará por maternal e infantil el domingo 16,23 ó 30 de enero en función del tiempo y de la gripe y de los eventos de la ciudad ya que se requiere de la colaboración del Ayuntamiento para reservar un carril sólo para los vehículos sanitarios.

De este modo, se prevé que cada uno de los traslados de los 132 pacientes se hará en 10 minutos con lo que la duración total del operativo, en el que participarán más de 40 ambulancias, será de 24 horas para evitar que haya aglomeraciones en los ingresos. Justo una semana después comenzará con el traslado de los 250 pacientes de hospitalización médico-quirúrgica de adulto, que se hará también en domingo para que haya menos tráfico.

PRETRASLADO

Pero ha recalcado que este cambio de ubicación se hará con el "mínimo impacto" para el usuario. Para ello, ha explicado que 400 profesionales realizarán hasta principios noviembre vistas técnicas para revisar que el mobiliario y la distribución de equipamiento se ajuste a las necesidades de sus servicios y asimismo, como novedad en este tipo de traslado, durante la primera quincenas de noviembre se efectuarán simulacros en consultas externas y en diciembre en hospitalización con equipamiento y profesionales reales. Lo único ficticio serán los pacientes.

Así, un mes antes del inicio del traslado de cada unidad, La Fe reorganizará su actividad, lo que, ha asegurado, "no afectará a los pacientes". Para ello, ha recalcad que sólo durante el mes coincidente con el cambio las citaciones de los pacientes de otros departamentos se atenderán en su origen, mientras que se ha reservado espacios en su agenda de citación para absorber los posibles cambios de citas que se producirán.

Del mismo modo, para las intervenciones no urgentes se ofrecerán a los pacientes de otros departamentos la posibilidad de operarse en su hospital correspondientes o ser derivados al Hospital general de Valencia, al Hospital de Manises, al general de Alicante, al general de Castellón y La Ribera y asimismo desde octubre se está incrementando la actividad quirúrgica por las tardes las intervenciones sin ingresos.

La adscripción a este programa es voluntaria, si el paciente la rechaza, será intervenido en La Fe tras el traslado. Por el momento se ha ofrecido a 570 pacientes y hasta el momento ha aceptado la derivación unos 400, entre un 60% y 70% dependiendo de las diferentes patologías. Por su parte, las actividades quirúrgicas complejas y la actividad de trasplantes "no se verán" afectadas porque se seguirán practicando en Campanar has un día antes de la mudanza.

INSTALACIONES DE CAMPANAR

Cervera ha señalado que en las antiguas dependencias de Campanar se reservará un área de hospitalización de pacientes crónicos con unas 120 camas. Además, se creará un punto de atención de urgencias que no requieren hospitalización abierto las 24 horas los 365 días del año, capaz de atender a 200 visitas al día, que estará conectado y coordinado con la nueva Fe y que absorberá de este modo el que hasta ahora daba servicio en la calle Alboraya, que cerrará.

Para mejorar el servicio, se instalarán pantallas de información bidireccionales del estado de las Urgencias en los distintos puntos de atención y se habilitará un servicio de transporte urgente al nuevo Hospital La Fe para los que precisen de hospitalización.

Además, Cervera ha avanzado que una vez esté concluido el traslado se elaborará un Plan Director para ver qué se hace en la antigua Fe, cuyos terrenos son propiedad del entonces Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y sólo pueden estar destinados a uso sanitario, en el que se contempla un centro de salud integrado de consultas de atención primaria y especializada en 2012.