Nuria Espert vuelve al Principal con 'Incendios' para "recobrar el amor teatral que había en València"

Nuria Espert en el Teatro Principal de València
EUROPA PRESS
Publicado 11/05/2017 18:12:32CET

La obra de Wadji Mouawd reflexiona sobre el dolor y el perdón en una "tragedia en estado puro" bajo la dirección de Mario Gas

VALENCIA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La veterana actriz Nuria Espert llega este jueves al Teatro Principal de València con 'Incendios' de Wadji Mouawd, para "recobrar el amor teatral que había en València, un cariño verdadero, que no sé si existe todavía, me temo que no tanto", ha apuntado.

La actriz, que ha evocado los lazos que le unen a este teatro, ha asegurado que su marido, Armando Moreno, que lo dirigió durante dos temporadas, "lo adoraba". Es un espacio "lleno de recuerdos cariñosos" para ella pero que "ha pasado muchas vicisitudes" y teme que "se haya destruido todo aquello que costó más de 30 años construir".

Así lo ha manifestado este jueves durante la presentación de 'Incendios' en el Principal de València, donde llega tras una extensa gira internacional para quedarse en la ciudad hasta el 21 de mayo y dejar una "profundísima huella" que prenderá fuego en el interior de los espectadores, ha augurado.

Bajo la dirección de Mario Gas, completan el reparto Laia Marull, Carlota Olcina, Àlex García, Ramón Barea, además de Alberto Iglesias, Lucía Barrado y Germán Torres, estos últimos también presentes en la rueda de prensa junto a la productora Pilar Yzguirre y el director adjunto de artes escénicas del Institut Valencià de Cultura (IVC), Roberto García.

'Incendios' es un "drama en estado puro" que se extiende a varias generaciones. Los ocho actores dan vida a 23 personajes en un montaje que retrata el conflicto del ser humano frente a las religiones, las tierras o las razas y obliga a reflexionar sobre el dolor y el perdón.

"LO QUE REPRESENTAMOS SOBRE EL ESCENARIO ESTÁ EN LOS TELEDIARIOS"

En palabras de la premio Princesa de Asturias de las Artes, "desgraciadamente no hay un texto más actual que 'Incendios'". La actriz en el escenario deja uno de los personajes más conmovedores que ha interpretado jamás, el de una mujer violada y humillada que no ha perdido su dignidad.

Para Espert el texto de Wadji Mouawd, es de tal "profundidad, crudeza, belleza, violencia y poesía" que en algunos momentos le ha devuelto ese "miedo" escénico que había desaparecido hace años. A lo largo de su extensa carrera ha tenido oportunidad de representar a grandes dramaturgo, pero "el lenguaje de este texto es diferente, está hecho desde un dolor diferente y en un momento en el que el mundo está diferente", ha subrayado.

"Eso que representamos sobre el escenario está en los telediarios, hay millones de personas detenidas en las fronteras, perdidas, destruidas por la crueldad que están viviendo, atrocidades, muertos en el Mediterráneo.... 'Incendios' habla de todo eso. Yo nunca he hecho un texto en el que estuviera tan de acuerdo", ha admitido emocionada.

Según Espert, las palabras de Wadji Mouawd "penetran" en el alma y "remueven todo eso bueno y malo que tengas dentro" porque el conflicto que plantea la obra "es un conflicto que cada persona tendrá que resolver dentro de sí misma" en algún momento y habrá de elegir entre la venganza o el perdón, ha augurado. Además, con la dirección de este montaje, Mario Gas "me atrevería a decir que es su mejor trabajo", ha aseverado.

También la productora Pilar Yzaguirre ha destacado se ha referido al autor como el "dueño de la tragedia contemporánea". Con esta obra, ha agregado, "no ha hecho a todos más humanos y más sabios".

En la misma línea, el director adjunto de Artes Escénicas del IVC, Roberto García, ha subrayado que Wadji Mouawd se ha convertido en un "clásico contemporáneo" con un teatro que conecta el pasado con un presente convulso, con elementos de tragedia griega, y que conecta lo privado con lo trascendental".

"UNA CATARSIS"

'Incendios' hará vivir al espectador tres horas de "magia sobrehumana" ha destacado, Lucía Barrado, pero eso sí, avisa que deja "destrozado" y con ganas de "ir a casa a pensar" o "salir a tomar algo para celebrar la vida".

Según ha explicado Alberto Iglesias, se trata de una búsqueda de dos hermanos a quienes su madre, que llevaba cinco años en silencio, al fallecer les deja un encargo en su testamento. Siguiendo sus pistas "se descubren a sí mismos y a su madre". "Es la historia de una búsqueda personal, de silencios, de palabras y sobre el perdón". Una obra de "compleja carpintería teatral", ha dicho, que sin embargo Mario Gas logra que llegue "fácil y nítida".

Tanto es así, que Germán Torres se maravilla en cada función de la "catarsis" que provoca en el público, de su silencio, su escucha, "un respeto" durante las tres horas que es casi un "milagro".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies