Oltra condena la muerte del hombre a manos de la expareja de su hija y dice que los agresores tienen los días "contados"

Minuto de silencio en Castellón
GVA VICEPRESIDENCIA
Publicado 28/03/2018 13:27:17CET

CASTELLÓN, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha condenado este miércoles la muerte de un hombre en Castellón presuntamente a manos de la expareja de su hija y ha señalado que es "un evidente caso de violencia machista porque se agrede a un familiar para hacerle daño a la mujer".

Oltra, que ha participado en el minuto de silencio que se ha celebrado en la puerta del Ayuntamiento de Castellón para condenar los hechos, ha realizado estas declaraciones en la visita que ha realizado a la sede del Comité Económico y Social de la Comunitat Valenciana.

Oltra ha mostrado su condena "más foribunda" a este caso porque además --ha dicho-- "es un caso de una brutalidad inaceptable y difícilmente digerible". La vicepresidenta ha lanzado un mensaje "muy claro" a los agresores, "y es que tienen los días contados en la sociedad porque gente como esa en nuestra sociedad no tiene cabida".

Por su parte, la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha mostrado la "consternación y tristeza" de la ciudad "por este asesinato, que no entra dentro de lo que son víctimas de violencia de género, pero que tenía detrás el trasfondo de esta porque intentaba asesinar a su expareja".

Ha lamentado "profundamente" los hechos y ha hecho un llamamiento a redoblar esfuerzos por parte de las administraciones públicas por que "no pase ni un caso más de violencia y ninguna mujer vuelva a morir o sea víctima de un intento de asesinato por parte de sus exparejas", pero, sobre todo, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía, "pues juntos podemos conseguir erradicar este terrorismo machista".

ENTORNO FAMILIAR

Marco ha recordado que la mujer estaba custodiada por la Policía Nacional, "por lo que el protocolo funcionó, pero tenemos que pensar que no sólo es víctima de violencia la mujer en sí, sino también en muchas ocasiones los hijos y, en este caso, el padre". Al final --ha subrayado-- "es todo el entorno familiar el que, de una forma u otra, sufre esa violencia, por eso es importante la coordinación de todas las administraciones y la ciudadanía".

"No erradicaremos nunca la violencia de género si no empezamos desde la educación, que es la base fundamental, es decir, que no se admita ninguna forma de violencia verbal o física", ha añadido.

La primera edil también ha señalado que la hija del fallecido al final fue a una casa de acogida y que su expareja fue a casa del padre de ella e intentó "maniatar" a los abuelos y a la hija de su excompañera "para esperar a que llegara la mujer para asesinarla".

Finalmente, ha indicado que el Ayuntamiento se ha puesto a disposición de la familia "para ayudar más allá de las competencias que tenemos si es necesario".