Oltra lleva a las Corts unos presupuestos que "impulsan la igualdad de oportunidades, el municipalismo y la proximidad"

Oltra en el pleno de las Corts
TWITTER COMPROMÍS
Actualizado 05/11/2017 11:29:34 CET

VALÈNCIA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, abrirá esta semana la ronda de comparecencias del Consell en las Corts Valencianes para dar cuenta del proyecto de ley de Presupuestos de la Generalitat para 2018, unas cuentas con las que su departamento pretende "seguir avanzando en las políticas que impulsan la igualdad de oportunidades, el municipalismo y las políticas de proximidad".

Las cuentas autonómicas para el próximo ejercicio prevén un aumento de un 6,7% respecto a las de este año, hasta alcanzar un total de 15.224 millones de euros. Entre las principales partidas, la Renta Valenciana de Inclusión, "gran apuesta" del Consell en la lucha contra la pobreza, duplica su presupuesto con 88,5 millones de euros, destaca la Generalitat en un comunicado.

Oltra será la primera del Consell en comparecer en la comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda de las Corts, donde presentará unas cuentas que prevén incrementar la inversión en gasto social al día en un 6,4% respecto a 2017, al destinar hasta 34,99 millones de euros diarios a políticas sociales que garanticen los derechos de las personas, frente a los 32,8 millones de este año.

De los 15.224 millones de euros del presupuesto autonómico para 2018, 1.207,7 corresponden a Igualdad, lo que supone un incremento del 15,2% respecto a las partidas de este ejercicio. La consellera ha resaltado la subida de la dotación en la puesta en marcha de la nueva renta valenciana de inclusión social, que cuenta con un presupuesto de 88,5 millones de euros.

Para Oltra, esta partida supone un ejemplo de que la prioridad del Consell del Botànic es "rescatar personas" y trabajar por lograr una sociedad en la que "la igualdad de oportunidades sea una realidad, con indiferencia de cual sea la situación de cada persona". Pero ha subrayado que esto pasa por políticas de lucha contra el empobrecimiento y de apoyo a las familias.

Bajo este prisma, ha recordado que el proyecto de ley de la Renta Valenciana de Inclusión --actualmente en tramitación parlamentaria-- "requiere una mayor inversión", porque amplía la cuantía y los supuestos en los que se puede solicitar, diversifica la tipología para atender las circunstancias y, además, otorga la condición de indefinida mientras la persona solicitante mantenga su situación de necesidad.

COPAGO, PARO Y VIOLENCIA MACHISTA

También crece la partida que incluye las ayudas contra el copago farmacéutico del Gobierno central, que aumentan un 64%, o las ayudas a las personas con prestación por paro, familias monoparentales con rentas inferiores a 18.000 euros y trabajadores con ingresos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional.

Otra de las prioridades de la Conselleria es la lucha contra la violencia machista, que también tiene su reflejo en las cuentas con un crecimiento del 30%, hasta llegar a los 12 millones de euros. De esta forma, Oltra ha celebrado el cumplimiento del compromiso con los colectivos de alerta feminista, que quedó recogido en el Pacto Valenciano contra la Violencia de Género y Machsta.

En la línea de "gobernar para las personas", los presupuestos de 2018 prevén siete millones de euros para luchar contra el despoblamiento en las zonas de interior y continuar con la municipalización de los servicios sociales, ambas medidas con el fin de mejorar el servicio y apoyar a los ayuntamientos.

La vicepresidenta ha insistido al respecto en que el compromiso con el municipalismo y con las políticas de proximidad es, "desde el inicio de legislatura", una de las prioridades de su departamento, que ha puesto en marcha iniciativas como el nuevo modelo de servicios sociales, que en 2018 continua creciendo con 4,7 millones de euros más. Permitirán incorporar la figura del asesor jurídico a los equipos bases y mejorar la atención tanto en los municipios más pequeños como en los de más de 50.000 habitantes.

Por todo ello, las cuentas del Consell para el año próximo representan, según Mónica Oltra, "un paso más en un cambio de paradigma en las políticas públicas que la Comunitat viene experimentando desde la llegada del Botànic".

En definitiva, "poner a las personas y sus necesidades en un primer plano, por delante de intereses particulares que habían relegado las necesidades de la ciudadanía, y especialmente de los más vulnerables, a un segundo plano".