La oposición acusa al PP de "perder tiempo" en la adaptación del PGOU a la realidad

Actualizado 17/12/2013 22:41:37 CET

CASTELLÓN, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Castellón han valorado la sentencia del Tribunal Supremo que ratifica la anulación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad y han acusado al PP de haber "perdido tiempo" en la adaptación del urbanismo de la ciudad a la realidad.

Así, la portavoz socialista, Amparo Marco, ha lamentado la "tozudez política" del PP, "que ha mantenido durante cinco años que el Plan General de Ordenación Urbana no había sido anulado por la Justicia". "La prepotencia y el orgullo de Alberto Fabra, Javier Moliner y Alfonso Bataller han causado un gran daño al Ayuntamiento de Castellón y la Justicia ha confirmado la sinrazón del PP, que se empeñaba en prolongar la agonía del PGOU", ha añadido.

Según ha dicho, la sentencia que confirma la anulación del Plan General de Ordenación Urbana es "un correctivo a la negligencia y al gobierno caótico del Partido Popular". "Bataller sabía que el PGOU estaba anulado de facto y ha intentado obstaculizar una solución racional a la parálisis urbanística de Castellón", ha afirmado.

"HEMOS PERDIDO CINCO AÑOS"

Ahora, ha proseguido la edil, la Justicia "ha dejado en evidencia la irresponsabilidad del PP que, no solo ha demostrado la mala praxis urbanística al no respetar el proceso de exposición al público del PGOU, como reflejó la primera sentencia condenatoria, sino que se ha demostrado el intento perverso de los responsables políticos por camuflar la resolución judicial y poner trabas a la redacción de un nuevo planeamiento".

Marco ha reprochado al alcalde que haya seguido la "política del avestruz que pusieron en marcha el ex alcalde y el ex concejal de Urbanismo, Alberto Fabra y Javier Moliner". "Hemos perdido cinco años que eran decisivos para trazar un urbanismo moderno y ajustado a la actual realidad económica", ha dicho.

"NO RESPONDÍA A LAS NECESIDADES"

Por su parte, el portavoz de Compromís, Enric Nomdedéu, ha lamentado que el equipo de Gobierno "haya preferido malgastar dos años sin trabajar en el PGOU, cuando era evidente que el Plan General no respondía a las necesidades ni a la realidad de Castellón".

Al respecto, ha destacado que desde el punto de vista jurídico "no sorprende la decisión judicial, ya que el recurso de casación era difícil de ganar y sólo podía tener viabilidad si se detectaba una mala aplicación de la ley".

El concejal ha explicado que "una cosa es elaborar una modificación del PGOU, profunda, con un PGOU en vigor, y otra muy diferente es tener que elaborar un Plan General sin tener ninguno en vigor, como es el caso, ya que eso comporta urgencias y prisas".

Nomdedéu ha recordado que cuando comenzó el proceso judicial, hace dos años, desde Compromís pidieron que, con independencia de lo que dijeran los tribunales, había que ponerse a trabajar en un nuevo PGOU. "Entonces ya era evidente que el PGOU no se adecuaba a la realidad actual ni a las necesidades de la ciudad, pero el PP ha preferido dejar pasar dos años, que ahora hemos perdido", ha añadido.

"CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA"

Finalmente, la portavoz de EU, Carmen Carreras, ha pedido al alcalde que "asuma los reveses judiciales lo más rápido posible, pues llevamos más de cinco años de recursos para no asumir la sentencia que dictaminó la anulación del PGOU por parte del Supremo". "Han pasado más de cinco años de inmovilismo, que no han hecho más que hacer perder tiempo y dinero a la ciudadanía", ha dicho.

Carreras se ha referido a la "gravedad" de esta anulación y ha subrayado que "aunque estábamos ante la crónica de una muerte hace cinco años anunciada, sus consecuencias se harán sentir ahora, 13 años después de la aprobación del PGOU ilegal del año 2000".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies