Paleolab inicia la semana próxima los análisis para identificar a las víctimas de la fosa de Benagéber

 

Paleolab inicia la semana próxima los análisis para identificar a las víctimas de la fosa de Benagéber

Actualizado 24/03/2010 18:08:39 CET

Uno de los familiares identifica a su padre tras comparar una prótesis dental que conservaba desde hacía 70 años

VALENCIA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El grupo de forenses y arqueólogos Paleolab, que ultima la exhumación de los cuerpos de las víctimas del régimen franquista enterradas en una fosa común del Cementerio Municipal de Benagéber (Valencia), iniciará la semana próxima los análisis antropométricos (signos físicos) y genéticos que determinarán las identidad de los cadáveres de ocho personas fusiladas en 1947, dos guerrilleros y seis trabajadores del pantano del municipio.

Así lo indicó hoy a Europa Press el portavoz del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica, Matías Alonso, tras presentar en rueda de prensa los resultados sobre la localización de la fosa a los familiares de las víctimas e informarles sobre el protocolo de actuación, una vez finalizada la exhumación de los cadáveres.

Según explicó, los pasos que seguirán a partir de ahora serán concluir la excavación y recuperación de los cuerpos, un trabajo que durará un par de días, pues debe realizarse "de forma urgente" para que las lluvias e inclemencias del tiempo no deterioren los restos. En segundo lugar, se llevarán a cabo los análisis físicos de los cadáveres y de ADN.

Este proceso puede durar meses cuando no se logra identificar los cuerpos con el análisis de los signos superficiales y hay que realizar un estudio genético. Precisamente hoy, tras mostrar a los familiares la ubicación de la fosa, un hijo de los represaliados fue capaz de identificar a su padre tras comparar una prótesis dental que conservaba desde hacía 70 años con la dentadura de los cuerpos.

Una vez identificadas las víctimas, el Ayuntamiento de Benagéber entregará los restos a los familiares que los hayan reclamado para que los entierren donde consideren oportuno y en la fosa común se guardarán los cuerpos no reclamados y se levantará un memorial para dignificar a las víctimas. Probablemente, señaló Matías Alonso, un monolito de piedra recordará el lugar "donde fueron enterrados los asesinados por el régimen franquista", aunque es una decisión de los familiares, apuntó.

El representante del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica aseguró que varios de los familiares se "derrumbaron" tras comprobar los signos de "tortura y ensañamiento" que mostraban alguno de los cadáveres. No obstante, Alonso aclaró que la exhumación de las víctimas "no debe tratarse como un tema político, sino humano". "No se trata de muertos en la Guerra Civil, sino de los hijos, que sufren un problema del que no son culpables", subrayó.

MAPA DE LAS FOSAS DE LA COMUNITAT

En este sentido, pidió a la Administración autonómica que "colabore" con la exhumación porque, en su opinión, "no es humano que sean los familiares los que tengan que dar todos los pasos para poder enterrar a sus familiares muertos". Además, reclamó a la Generalitat que elabore un mapa de las fosas de la Comunitat, tal y como marca la Ley de la Memoria Histórica, y destacó el papel del alcalde de Benagéber, Rafael Darijo, por ser el primer edil de esta autonomía en aplicar la Ley.

Asimismo, Alonso comentó que con esta exhumación se demuestra que en la Comunitat también hay fosas comunes de represaliados del franquismo y, por tanto, esta autonomía "no está limpia, como dicen algunos". A este respecto, enumeró algunas de las fosas situadas en otras localidades valencianas, cuyos trabajos de documentación y trámites han terminado, sólo a la espera del permiso de los ayuntamientos.

En esta situación se encuentra una tumba del Cementerio Civil de Valencia. En estos momentos, según dijo, están "a la espera" de la autorización del Ayuntamiento para exhumar una fosa que guarda cinco o seis cadáveres, entre ellos, el cuerpo del padre de un guerrillero buscado por el régimen que fue asesinado en 1947 por no delatar a su hijo. También están pendientes de la autorización del consistorio de Albalat y del de La Pesquera, municipio conquense fronterizo a Valencia. Además, están en fase de estudio ocho o nueve posibles fosas más en la Comunitat.

Al acto asistieron, además de Matias Alonso, el alcalde de Benagéber, Rafael Darijo, el presidente de La Gavilla Verde, Pedro Peinado, el representante del Grupo de Búsqueda de Desaparecidos LGV, Adolfo Pastor, así como familiares de la víctimas y el responsable del grupo de forenses y arqueólogos Paleolab, Manuel Polo.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies