Patricio Pron: "El cuento es un lugar privilegiado en la relación de las palabras con el mundo"

Portada del último libro de Patricio Pron
RAMDOM HOUSE
Publicado 20/03/2018 19:39:16CET

VALÈNCIA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El escritor Patricio Pron publica 'Lo que está y no se usa nos fulminará' (Literatura Ramdom House), un conjunto de relatos que conectan con debates actuales y que hacen de este su libro "más contemporáneo". Identidad, dicotomía entre la moral y la obra de un autor o las formas de literatura que parcialmente se dejan ver en las redes sociales son algunos de los temas que se asoman a este volumen, con los que el autor vuelve al género del cuento, que para él es como "regresar a casa" y a un "lugar privilegiado en la relación de las palabras con el mundo".

Así lo ha aseverado el autor en una entrevista concedida a Europa Press con motivo de la presentación en València de este conjunto de relatos, en los que hay un afán de reivindicar el cuento como un territorio que "no está fosilizado, sino como un campo de posibilidades que no ha sido por completo cartografiado".

"Vivimos un tiempo muy particular de actualización y recuperación del cuento; es imposible hablar del regreso del cuento porque nunca se ha marchado pero sí de un claro auge", razona el autor argentino afincado en España.

Bajo esta premisa, el escritor experimenta --tanto formalmente, con un cuento, por ejemplo, escrito completamente como si fuera una nota al pie de página, o la creación de una 'play list'-- para lanzar "una invitación" hacia nuevas formas de escribir y de imaginar en el caso de los lectores.

Dos escritores que se ponen de acuerdo para escribir la autobiografía del otro y una lectora se obsesiona con ambos o solo con uno de ellos; un hombre redacta mentalmente su perfil de Tinder mientras una niña le habla de la muerte y los horribles secretos que se cuentan las cosas; el "gran poeta chileno" que destroza una habitación de hotel en Alemania y ofrece a su interlocutor una lección de vida o un escritor llamado Patricio Pron que contrata a un puñado de actores para que hagan de Patricio Pron son algunos de los puntos de partida de la obra.

El autor cree que no hay que despreciar las aportaciones que nuevos fenómenos como internet y las redes sociales pueden suponer para al literaura, aunque tampoco simplificar, porque esta no puede ser "un muro de Facebook". Al respecto, apunta: "Nunca ha habido tantas personas escribiendo y sería tonto por parte de los autores ignorarlo".

Por otra parte, Pron explica que, a diferencia de sus novelas, estos cuentos no se han escrito de una manera programática, sino que ha sido después de haberlos redactado cuando ha descubierto que "conectaban de una manera muy extraña con debates presentes en la sociedad".

"PARARRAYOS"

Y esto es, según Pron, porque "los escritores somos pararrayos que estamos atrapando corrientes eléctricas que están en el aire". Ha agregado que una de las "raras potencias" que por sí misma ya justifica la literatura es la de generar el diálogo social.

Otro de los privilegios que permite la creación literaria es la de "poder poner por escrito determinadas fantasías para conjurarlas allí y evitar las consecuencias que tendrían para uno mismo y los demás", concluye entre risas.