Per l'Horta asegura que el Marenostrum ha sido paralizado por la "presión social"

 

Per l'Horta asegura que el Marenostrum ha sido paralizado por la "presión social"

Paraje donde iba a celebrarse el festival
AYUNTAMIENTO ALBORAIA
Publicado 08/07/2016 10:54:48CET

VALENCIA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El colectivo Per l'Horta ha asegurado que el festival Marenostrum "ha sido paralizado debido a la presión social" y ha considerado que las
declaraciones del alcalde de Alboraia (Valencia), Miguel Chavarría, atribuyendo la cancelación a Compromís "quieren esconder la impopularidad de este proyecto" tanto en el municipio como en toda la Comunitat.

Chavarría señaló ayer, en una rueda de prensa ofrecida tras confirmarse la cancelación del Marenostrum a 24 horas de su inicio al no poder conceder la licencia municipal, que Compromís había hecho "un flaco favor" a la localidad al denunciar al festival ante la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, que elaboró un informe contrario a su celebración en el paraje Els Peixets ante la posibilidad de que la adecuación del terreno afectara a la zona.

Para Per l'Horta, "el alcalde Chavarría pretende explicar la anulación como un enfrentamiento entre dos partidos, olvidando de manera interesada que su grupo (el PSPV) siempre ha sido el único al defender el festival". En este sentido, la agrupación recuerda que el pleno municipal del pasado 20 de mayo, en el que toda la oposición
--Compromís, PP, Ciudadanos y EU, 21 regidores-- votó en contra del festival frente a los 7 regidores del PSPV "fue la demostración más clara".

Igualmente, desde el colectivo subrayan que "la lucha contra el festival ha sido liderada por la plataforma Som Horta de Alboraia, creada en enero de 2015, y de la que forman parte Per l'Horta, todas las asociaciones de Vecinos de Alboraia (Centro Histórico, Patacona y Port Saplaya), AMPA y otras asociaciones, además de Compromís y EU".

A las diversas protestas, añaden en un comunicado, también se han adherido Ciudadanos y Podemos, además de colectivos como Acció Ecologista-Agró, la COAG o la Unió de Llauradors. Además de las diferentes concentraciones de protesta y las múltiples informaciones que se han ido generando, "ayer se cerró una petición a Change.org que en poco más de dos semanas ha obtenido 90.000 firmas en contra del festival", recalcan.

"URGENCIAS E IMPROVISACIONES"

La situación actual, con el festival anulado con 17.000 entradas vendidas, "solo se puede atribuir a las urgencias e improvisaciones de los organizadores y la alcaldía", reprochan.

"La partida de Miracle --continúan-- es una zona en la que el festival iba a requerir permisos de múltiples administraciones (Costas del Estado, Tráfico, Confederación Hidrográfica, Ayuntamiento y Generalitat). Lo más prudente y lo que se exige a cualquier empresa o particular es que se disponga de todos los permisos antes de iniciar cualquier actividad. Como la concejala Ana Bru reconoció al pleno del 20 de mayo, Marenostrum contaba con un permiso provisional del ayuntamiento, pero estaban avisados de que la falta de algún permiso motivaría el anulación".

Y añaden: "La empresa promotora y el ayuntamiento, por lo tanto, han arrasado la huerta de Miracle y han vendido 17.000 entradas para verse obligados en el último momento a anularlo por cuatro informes negativos: DGT (proximidad a la autovía que provocaría embussos y peligro de accidentes), Patricova (proximidad al barranco del Carraixet, zona inundable), Servicio de Costas de la Generalitat (la ley de costas no permite esas actividades en una zona de dominio marítimo-terrestre ) y Dirección general de Ordenación del Territorio (actuaciones indebidas con la actual calificación urbanística de la zona)".

"Las organizaciones que nos oponemos al festival lo hacemos por el lugar escogido para hacerlo, una zona de huerta que esta a punto de ser protegida por la Generalitat y que si no tiene ninguna protección autonómica ha sido por la desidia de los gobiernos del PP. Ahora nuestra preocupación es que la partida de Miracle vuelva a ser huerta cultivada, como lo era hasta hace unos meses y que la empresa responsable la restaure, tal y como ha prometido", agregan.

"En las presentes circunstancias hubiera sido una vergüenza para Generalitat, Ayuntamiento y toda la sociedad valenciana que el festival se realizara. La huerta se tiene que respetar, la ley se tiene que cumplir y esto vale para todas y todos, particulares y empresas", concluyen.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies