El perito del accidente del metro: "No era previsible; evitable cien por cien"

Concentración Asociación Víctimas del Metro 3 de Julio de Valencia
EUROPA PRESS
Actualizado 18/04/2016 18:49:44 CET

Señala que se empezó a investigar el accidente "en una fecha bastante posterior" al siniestro

VALENCIA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El perito judicial del accidente del metro de Valencia de 2006, Andrés Cortabitarte, ha destacado este lunes que el siniestro en el que fallecieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas "no era previsible", pero sí "evitable, cien por cien".

Cortabitarte ha comparecido este lunes en la comisión de investigación de las Corts que investiga el accidente del metro del 3 de julio de 2006, donde ya intervino el pasado lunes, pero en ese caso por su condición de subdirector de innovación y desarrollo tecnológico de Adif.

Al inicio de su intervención ha explicado que "la Ley de Enjuiciamiento Criminal impide a un perito dar a conocer elementos o datos de lo que se está actualmente instruyendo o que está entendiéndose". Por tanto, ha avanzado que iba a contestar "a todo aquello que no tenga una relación o que esté ya escrito en los informes que he visto".

El perito ha explicado que elaboró un informe en el que establecía la causa del accidente, es decir que "el descarrilo fue producto del exceso de velocidad". Ha señalado que la limitación de la velocidad en la curva entre las estaciones de Plaza de España y Jesús "estaba a 50, luego se puso a 40 y no ha había habido ningún tipo de incidencia ni en esa curva ni en ninguna otra de toda la red" y, asimismo, ha señalado que "la limitación a 40 es un elemento suficiente de seguridad".

No obstante, ha destacado que la velocidad a la que el tren siniestrado pasó era "el doble de la permitida" y, al respecto, ha dicho que "todo móvil que vaya al doble de la velocidad permitida descarrila; siempre es así".

Andrés Cortabitarte ha señalado que a pesar de que "lo normal es que en el instante en el que se produce un accidente se empiece a investigar", en este caso "el accidente se produce en una determinada fecha y se nos llama en una fecha bastante posterior", pero ha dicho desconocer el motivo.

También ha subrayado que "todos los accidentes a posteriori son evitables, aprendemos de ellos" y, en este sentido, ha dicho que "una reprogramación de las balizas hubiera evitado el accidente", pero ha destacado que este siniestro "no era previsible".

Respecto a los sistemas de frenado, ha dicho que el FAP --el que existía en la Línea 1 en el momento del siniestro_ es "mucho más perfecto que el Asfa que es puntual", aunque "ante el desvanecimiento del maquinista el FAP no protege". No obstante, ha explicado que para esos casos "existe el dispositivo de hombre muerto", de forma que "si uno se desvanece, se produce el frenado de emergencia".

Durante su intervención, ha resaltado que "la labor del perito únicamente es establecer las causas --de los accidentes-- y las recomendaciones para que eso no vuelva a ocurrir", de modo que "ya se encarga la Justicia de dirimir la responsabilidad de cada una de las partes".

También ha destacado la "imparcialidad" de su función como perito, para lo que ha dicho que se le llama por su trayectoria profesional, experiencia y su visión "multidisciplinar". "Todo perito que sea unidisciplinar será un error el peritaje que haga", ha manifestado

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies