El Plan Conecta de Echávarri para peatonalizar la Explanada de Alicante plantea un puente en la bocana por 68 millones

Imagen virtual del puente del plan Conecta
AYTO ALICANTE
Publicado 11/05/2017 20:01:19CET

ALICANTE, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, ha presentado este jueves el Plan Conecta, que busca desviar el tráfico rodado de la fachada litoral de la ciudad de manera que se gane la peatonalización de los cuatro carriles que ahora ocupan la avenida Conde de Vallellano. El anteproyecto, firmado por el ingeniero de la Universidad de Alicante, Jaime Alonso, se divide en cinco fases y tiene un presupuesto estimado de 68,5 millones de euros.

Según el anteproyecto, al que ha tenido acceso Europa Press, se busca la evolución "lógica, transparente, sostenible económicamente" para redistribuir el tráfico rodado "por otros recorridos existentes".

En ese sentido, se ha apostado por "implantar" en la Explanada "una gran zona peatonal que permeabilice el paseo con la fachada portuaria". Sin embargo, el documento puntualiza que "se considera necesario y conveniente la inclusión de un modo de transporte colectivo y público que garantice las posibilidades de movilidad de gran parte del espectro social de la población". Para ello, se habla de la necesidad de prolongar la línea del tranvía por la fachada marítima en paralelo a la costa.

PUENTE DE 20 METROS

De ese modo, el tránsito de coches, que ahora circulan por Conde de Vallellano, en paralelo a la línea de costa, deberá "realizarse por la zona de los muelles" de poniente y levante con acceso por la zona Panoramis y por los hoteles de la zona Volvo.

"Es necesario ejecutar un gran puente que una ambos muelles", indica el documento, que precisa que se construiría en cinco fases un puente de 20 metros "de tipo atirantado con dos pilas a cada lado de unos 45 metros de altura en el vano central para el paso de grandes veleros por su parte baja".

"Este vano central tiene una longitud de casi 150 metros, suficiente para salvar el ancho de la bocana de la dársena interior", sigue el anteproyecto.

En cuanto a las fases, se estipula que la primera, con casi 27 millones de euros, ejecutaría la estructura atirantada y los viales entre rotondas; la segunda, de 21,2 millones, conectaría el TRAM entre Sangueta y Sant Gabriel; la tercera fase, de casi seis millones, urbanizaría las avenidas Juan Bautista Lafora e intersección con la Vila Joiosa; la cuarta, de 8,3 millones, peatonalizaría la Explanada; y la quinta, de seis millones, actuaría en Oscar Esplà y calle México.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies