La Plataforma per la Llengua reclama políticas "decididas" para que el valenciano "ocupe el papel que le correspondería"

Actualizado 03/07/2012 19:26:20 CET

VALENCIA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma per la Llengua País Valencià ha reclamado este martes políticas "decididas" para que el valenciano "ocupe el papel social y político que le correspondería" tras 30 años de Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana "que consagra el valenciano como lengua propia de nuestra tierra, cooficial a todos los efectos con el castellano".

La entidad, con motivo del 30 aniversario de la aprobación del Estatuto d Autonomía, ha difundido una encuesta con el objetivo de que los ciudadanos valoren cuál creen que es el uso que hace de la lengua la administración local que el colectivo considera que es "bajo".

Como ejemplo, la Plataforma per la Llengua País Valencià ha indicado que se estima que solo unos 70 de los más de 500 ayuntamientos de la Comunitat Valenciano tienen oficinas específicas de promoción de la lengua.

Asimismo, ha señalado que "las máximas autoridades políticas, empezando por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, no utilizan el valenciano públicamente sino en muy escasas excepciones", y ha indicado que esto pasa también con consellers, altos cargos de las Corts y de otros organismos autonómicos, presidentes de diputaciones y la mayoría de alcaldes de las grandes poblaciones.

Además, la plataforma ha comentado que la presencia escrita en la documentación oficial es "mucho menor de la que correspondería a una lengua declarada cooficial en todos los textos legales" y, del mismo modo, la presencia del valenciano en los medios de comunicación, "sobre todo en la televisión, es mucho menor de la que por ley le correspondería".

La Plataforma per la Llengua también ha criticado "la no exigencia del requisito lingüístico, es decir, el conocimiento oral y escrito de las dos lenguas oficiales por parte de todos los funcionarios; el mantenimiento de absurdas discusiones nominalistas que, con la excusa del nombre de la lengua, no hacen sino entrever la necesaria colaboración entre las entidades destinadas a impulsarla y potenciarla con las del resto de nuestro dominio lingüístico".

La Plataforma per la Llengua País Valencià ha exigido una actitud "muy firme y decidida" en favor del valenciano por parte de todas las autoridades, desde la Generalitat, las diputaciones, las mancomunidades y los ayuntamientos, así como de los representados del Gobierno español a nivel autonómico, y el desempeño mínimo de todo el que prevén las leyes vigentes en favor de la lengua propia.

Para este colectivo, "hace falta pasar de las palabras a los hechos y promover de una vez políticas activas de promoción que hagan que el valenciano ocupe el lugar que le atañería en todos los ámbitos políticos y sociales".