El pleno del Ayuntamiento de Alicante aprueba el presupuesto definitivamente con el voto de calidad de Montesinos

Montesinos conversa con el resto de portavoces
EUROPA PRESS
Publicado 29/03/2018 11:18:37CET

ALICANTE, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El voto de calidad de la alcaldesa en funciones del Ayuntamiento de Alicante, Eva Montesinos, ha permitido este jueves la aprobación definitiva de las cuentas del consistorio por 251 millones de euros. El equipo de Gobierno, formado por el grupo socialista, ha logrado sacar adelante las cuentas para este 2018 con el respaldo de Compromís, Guanyar Alacant y el no adscrito Fernando Sepulcre.

Por contra, han votado en contra los ediles de PP, Ciudadanos y la no adscrita Nerea Belmonte. De esa manera, y ante la no asistencia del sexto edil del PSPV, el alcalde saliente, Gabriel Echávarri, se ha producido un empate a 14 votos, que en una segunda votación, el voto de calidad --cuenta doble--, de Montesinos como alcaldesa en funciones ha roto el empate y ha permitido aprobar las cuentas.

El pleno ha estado protagonizado por la no asistencia de Gabriel Echávarri, que dejará el cargo el día 9 de abril, pero que ya no tiene agenda. Echávarri anunció en València el viernes de la semana pasada que abandonaba el acta de edil por su doble procesamiento, por el despido de una trabajadora temporal del Ayuntamiento, cuñada del portavoz del PP, Luis Barcala, y por el supuesto fraccionamiento de contratos en la Concejalía de Comercio.

La no asistencia de Echávarri ha provocado la recriminación de Belmonte que ha cuestionado que pese a seguir teniendo sueldo del Ayuntamiento no haya acudido. La no adscrita ha razonado su voto en contra porque el alcalde doblemente procesado no ha abandonado todavía su acta.

En ese mismo sentido, el portavoz del PP, Luis Barcala, ha manifestado que "poco o nada ha cambiado del debate provisional" de las cuentas, excepto porque ahora hay un equipo de Gobierno socialista "con cinco concejales" que se mantendrá "durante el próximo mes", hasta la celebración del pleno de investidura.

"Un mes perdido más", ha proseguido, al tiempo que ha alertado que ya llega abril en referencia a los plazos de ejecución del presupuesto. Por ello, ha exigido no aceptar "cualquier presupuesto" y ha vuelto a poner en valor que el PP presentó unas cuentas "alternativas". "El único capaz de poner una alternativa es el PP, por eso votaremos en contra, por una cuestión de coherencia", ha argumentado y ha lamentado que no se tuviera en cuenta ninguna de sus propuestas.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Yaneth Giraldo, ha expuesto que su voto sería contrario "porque no ha cambiado el ayuntamiento". Al respecto, ha criticado que "el alcalde esté de vacaciones", mientras que los exsocios del PSPV, Compromís y Guanyar, aceptan "el cheque de PSPV, modificaciones que son cantos de sirena". "La máxima es prometer", ha seguido Giraldo que ha recordado que el grupo socialista en el equipo de Gobierno precisa de un presupuesto, y de la liquidación del año anterior.

ALEGACIONES DESESTIMADAS

Por su parte, la edil de Hacienda, Sofia Morales, ha defendido las cuentas y ha subrayado que se han desestimado las alegaciones presentadas por no ajustarse a los trámites establecidos y ha pedido la aprobación definitiva.

El no adscrito Fernando Sepulcre ha aceptado dar su visto bueno para no poner "más palos" a la ciudad de Alicante "de las que ya tiene con minigobiernos y desgobiernos". Solo ha reclamado que se intente ejecutar el total del presupuesto hasta final de año.

Desde Compromís, Natxo Bellido, ha evidenciado que sin presupuestos, será "imposible gestionar nada" y ha advertido de que "estamos en abril y necesitamos unas cuentas que se deban ejecutar". "Cuanto antes estén aprobados mejor", ha dicho.

Finalmente, el portavoz de Guanyar Alacant, Miguel Ángel Pavón, ha alegado que la formación ha logrado incorporar "la mayor parte de las 44 enmiendas" presentadas, aunque se han desestimado las alegaciones a la plantilla. En ese sentido, ha apostado porque las cuestiones relativas a la plantilla del ayuntamiento tengan un debate en el seno de la Mesa de Personal a modo de borrador desde el que "incorporar sugerencias de la parte social".

Con todo, ha afirmado que no se trataba de un "cheque en blanco al PSPV" y que, incluso si entran en un futuro gobierno, "estaremos vigilantes sobre esas peticiones para este ejercicio o el mandato. La ciudad merece que se apruebe este presupuesto y vamos a apoyarlo", ha zanjado.