La Pobla busca a un vecino que falleció hace cinco años para reclamarle el pago del impuesto de su vehículo

Actualizado 05/12/2011 15:28:47 CET

VALENCIA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona (Valencia) busca a un vecino de la localidad que falleció hace cinco años para reclamarle el pago del impuesto de su vehículo al no hallarle en su domicilio, según ha informado el PSPV de este municipio en un comunicado.

En concreto, el consistorio ha iniciado la búsqueda del paradero de más de 1.000 vecinos de la localidad a los que reclama el pago de diversos impuestos, tasas municipales y tasas por un valor global superior a los 200.000 ya que, tras algunos infructuosos intentos, no han podido ser localizados.

El consistorio poblano tienen pendientes de cobro alrededor de 2.500 recibos de estos vecinos desde hace meses correspondientes a denuncias de tráfico, impuestos de vehículos, alcantarillado, basuras, vados e impuestos de bienes, entre otros muchos. Se trata de contribuyentes que no han abonado estos impuestos al no habérseles podido notificar la deuda en sus domicilios, han señalado las mismas fuentes.

Entre ellos, hay un vecino con cerca de 130 recibos correspondientes a diversos años de impuestos de inmuebles, vehículos, alcantarillado o basura que todavía no ha pagado al consistorio. También hay otros deudores con más de 50 recibos sin abonar pese a los requerimientos por parte del Ayuntamiento de la Pobla. En la mayoría de casos las deudas se acumulan durante varios años sin que se abonen y, por tanto, "crea una discriminación respecto de quienes sí cumplen con sus obligaciones tributarias".

El portavoz municipal del PSPV, Jaume Cortina, ha calificado de "caótica" la gestión económica llevada a cabo por el Partido Popular en los últimos cuatro años "reflejada en unas cantidades escandalosas de personas que no han abonado sus impuestos y tasas por la indolencia del equipo de gobierno en el proceso administrativo para hacerlo efectivo; esta situación lleva a algunos casos a pedir a personas fallecidas hace años a pedirles el pago de algunas tasas o impuestos públicos", ha lamentado.

Ante ello, Cortina ha reclamado al gobierno de la Pobla "una mayor diligencia a la hora de defender los intereses públicos, ya que los más de 200.000 euros pendientes es una cantidad lo suficientemente importante en un municipio con una deuda municipal de más de 12 millones de euros". La imposibilidad de cobrar estos débitos ha derivado, recientemente, en el embargo de las cuentas de 49 conductores por el impago de multas de tráfico.

EMPRESAS Y GRUPOS INMOBILIARIOS

Entre los más de 2.500 recibos pendientes, también hay múltiples ejemplos de empresas y grupos inmobiliarios que, al socaire de la crisis urbanística, tampoco han hecho efectivo el pago de los impuestos municipales y se enfrentan a recargos de apremio por este incumplimiento.

El grupo socialista ha denunciado, recientemente, que también están por ingresar 1.825.758 euros que mantienen los contribuyentes del municipio en materia de tasas e impuestos. "La deuda se arrastra desde hace años pese a la obligatoriedad de la misma y, en este caso, el propio equipo de gobierno reconoce que se trata de una cantidad de difícil cobro", ha lamentado.