Podem y Compromís piden la dimisión de Moragues por los incidentes en la manifestación, que condenan líderes políticos

Contador
Imagen de la manifestación en València
EUROPA PRESS
Publicado 09/10/2017 20:58:01CET

VALÈNCIA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

Podemos y Compromís han pedido este lunes la dimisión del delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, por los incidentes registrados en la manifestación del 9 d'Octubre en València, sucesos que han condenado dirigentes como el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; el del PSOE, Pedro Sánchez, o el coordinador de IU, Alberto Garzón, en sus cuentas de Twitter.

Así Iglesias, ha indicado en esta red social: "Aunque ciertos medios y partidos les protejan y alienten, los que han agredido a la gente en Valencia sólo tienen un nombre: fascistas". Por su parte, Sánchez ha señalado que "agresiones como las ocurridas hoy en Valencia nos avergüenzan a todos los demócratas. Mi enérgica condena" y Garzón indicaba que el fascismo "crece siempre entre pulsiones ultranacionalistas y un clima de tensión promovido desde arriba. No debemos dejarles pasar".

A raíz de lo sucedido, Podem ha reclamado la dimisión de Moragues "por haber permitido que una contramanifestación ilegal de grupos de ultraderecha se cruzara con la convocada de forma legal que bajo el lema 'Sí al valencià' había organizado la Comissió 9 d'Octubre" que, según ha denunciado en un comunicado, "se ha encontrado desde su arranque con grupos de extrema derecha que han roto la manifestación y han agredido brutalmente a varios manifestantes".

En este sentido, recuerda que ya en la procesión cívica de la mañana representantes de Podem "no han podido finalizar el recorrido porque un grupo de ultras les ha impedido el paso, les ha insultado y escupido, y han tenido que ser escoltados por la policía a una calle aledaña y les han protegido hasta que se ha normalizado la situación".

Por su parte, Compromís ha reclamado la "inmediata" dimisión de Moragues "por no garantizar la seguridad en la manifestación. Para Compromís, "la falta de previsión por parte de Delegación de Gobierno ha provocado numerosas agresiones a manifestantes por parte de grupos de extrema derecha que se han concentrado de forma ilegal ante la tradicional manifestación del 9 de octubre".

En este sentido, la coalición ha querido recordar que "es responsabilidad del Estado garantizar la seguridad y el derecho constitucional a la libertad de reunión pacífica y de manifestación, derechos que recoge la Constitución en el artículo 21, y que en este caso no han sido protegidos".

"Desde Compromís condenamos los actos de violencia fascista que han tenido lugar este lunes en las calles de València y que han conseguido interrumpir el normal ejercicio de expresión de las valencianas y los valencianos que han querido sumarse a la marcha dentro del marco de la reivindicación democrática en un entorno de respeto y convivencia. Un país democrático no puede permitir que la extrema derecha secuestre derechos fundamentales y agreda a personas con total impunidad", ha lamentado en un comunicado.

Desde el grupo en el Congreso ha promovido una declaración institucional de condena a los incidentes en la jornada, en la que la cámara alta expresa "su firme condena a los actos de violencia fascista, tanto verbal como física, que se han sucedido durante la procesión cívica y la manifestación con motivo del 9 d'Octubre.

"Las agresiones, insultos y exhibición de simbología nazi, por parte de simpatizantes de partidos de ultraderecha han empañado un día de celebración para todo el pueblo valenciano y han intentado interrumpir el normal ejercicio de expresión de las valencianas y los valencianos que han querido sumarse a la marcha dentro del marco de la reivindicación democrática en un entorno de respeto y convivencia", añade el texto.

CONDENA DE RIBÓ

También desde Compromís, el alcalde de València, Joan Ribó, ha señalado en Twitter que en la ciudad "cualquier persona tiene el derecho" a pronunciarse libremente "sin acoso". "Delegación de Gobierno debe de garantizarlo. Condenamos la violencia".

Y la diputada Mireia Mollà pedía la dimisión de Moragues: "has permitido, consciente, que el odio saliera impune por las calles de València. Su objetivo: Cazar. Presenta tu dimisión", ha pedido al delegado.

Ricardo Sixto, el diputado de EUPV en el Congreso y que ha participado en la manifestación, ha indicado que aunque los incidentes han sido "pocos" ha habido "cierto peligro" y ha lamentado que la Policía no haya echado a los fascistas que se han "infiltrado" en la manifestación. "Los ánimos se deben calmar mucho, debemos hablar mucho y debemos debatir en el marco democrático quiénes son nuestras relaciones y reivindicaciones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies