La Policía de la Generalitat interviene 4.240 kg de naranjas en una campaña que se salda con 18 detenidos

Naranjas de la Comunitat Valenciana
GVA
Publicado 20/02/2018 15:06:09CET

VALÈNCIA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Policía de la Generalitat ha intervenido en el último mes un total de 4.240 kilos de naranjas en una campaña de inspección en almacenes de productos hortofrutícolas, coordinada por la Subdelegación del Gobierno y la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, que se ha saldado con la detención de 18 personas.

En la campaña se efectúan inspecciones en almacenes y comprobaciones de trazabilidad de productos hortofrutícolas por parte de equipos multidisciplinares de la Policía autonómica, Equipos Roca de la Guardia Civil, comisarías de la policía nacional, policías locales, Inspección de Empleo y Seguridad Social e inspectores de las Consellerias de Sanidad y Medio Ambiente y Agricultura.

Las ocho actuaciones incluidas en esta campaña se han realizado en almacenes de las provincias de Valencia y Castellón, con la colaboración de efectivos de las poblaciones de Lliria, Massanasa, Quartell, Sagunto, Canet, Villarreal, Nules, Tavernes de Valldigna, Corbera, Alzira y Algemesí.

El resultado de todas estas actuaciones ha sido 18 personas detenidas, otras seis investigadas no detenidas, y la localización de seis almacenes de naranjas ilegales y otros cuatro que presentaban graves irregularidades, además de 248 personas y 202 vehículos identificados, cuatro actas de estupefacientes y armas levantadas, 20 actas de Trabajo, Sanidad e Industria; y 12 actas de trazabilidad.

Del mismo modo, se han inmovilizado temporalmente 83.800 kilos de naranja, 32.000 en un almacén de Corbera, donde se interceptó un vehículo con 1.480 kilos presuntamente sustraídas, y 31.800 kilos más se inmovilizaron en cinco almacenes de Massanasa, Quartell y Sagunto. Se comprobó también la trazabilidad de 20.000 kilos en un almacén ilegal de Nules.

En este último almacén se intervinieron 2.300 kilos, además de otros 460 kilos presuntamente sustraídos, que fueron intervenidos en vehículos por parte de efectivos de la comisaría de Alzira y Policía Local de Algemesí.

Dentro de la campaña, el operativo policial, en concreto efectivos de la Comisaria de Villarreal y Sagunto, respectivamente, e inspectores de Trabajo, localizaron un grupo de diez trabajadores en situación irregular en Villarreal y detuvieron a dos personas por presunto delito contra los derechos de los trabajadores al tener a tres trabajadores en situación irregular trabajando en un almacén de Quartell.