La Policía impartirá a los médicos cursos formativos de prevención y autoprotección ante las agresiones

Reunión de Moragues con el COMV
DELEGACIÓN DE GOBIERNO
Publicado 16/01/2018 14:05:41CET

Moragues recuerda que se sigue a la espera de que Sanidad nombre a sus interlocutores para implantar la figura del "policía sanitario"

VALÈNCIA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha anunciado este martes que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado impartirán a los profesionales sanitarios cursos de formación de prevención y autoprotección ante las agresiones, que han aumentado un 30 por ciento en el último año.

Moragues se ha reunido este martes con la presidenta del Colegio Oficial de Médicos de València, Mercedes Hurtado, el vicepresidente, Pedro Juan Ibor, y el secretario, Rafael Cantó, para abordar la situación del interlocutor policial sanitario y al respecto ha recordado que se sigue a la espera de que la Conselleria de Sanidad nombre a sus interlocutores para avanzar en la implantación de esta figura.

En ese sentido, ha explicado que ya están preparados el contenido de estos cursos y que se está a la espera de que la Conselleria de Sanidad nombre a sus interlocutores para cerrar el calendario de estos cursos de formación en habilidades de comunicación y recomendaciones a los médicos para que sepan cómo actuar "en momentos de tensión" ante pacientes conflictivos, cómo protegerse y cómo actuar tras una denuncia.

Por ello, Moragues ha señalado que se quiere que llegue al mayor número posible de médicos. Por su parte, Hurtado ha ofrecido las instalaciones del COMV para poder organizar estos cursos de formación.

Moragues ha recordado que tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil ya han designado cada uno de ellos su interlocutor en Valencia, Alicante y Castellón. Además, también han inspeccionado los centros sanitarios para elaborar un Catálogo de Centros Médicos en función de las diferentes medidas de seguridad de las que disponen que permita diseñar las medidas de seguridad adecuadas para la prevención y reducción del riesgo de las agresiones.

En este sentido, ha explicado a los representantes del MICOF que la semana pasada hubo una reunión con responsables de la Conselleria de Sanitat y se está a espera de que ésta nombre a los interlocutores de los centros médicos para avanzar en la implantación de esta figura.

El interlocutor médico es una figura creada en julio del 2017, a través de una Instrucción de la Secretaria de Estado de Seguridad en respuesta al compromiso contraído por el Ministro de Interior con los representantes de la Organización Médica Colegial y con los representantes del Observatorio Nacional de Agresiones a Médicos.

COMUNICACIÓN FLUIDA Y RÁPIDA

Moragues ha destacado que esta figura es fundamental para mantener "una comunicación fluida, regular y directa" entre los cuerpos policiales y los responsables del centro sanitario, que se encargará de "coordinar, desarrollar, y ejecutar" las actuaciones ante cualquier manifestación de violencia o intimidación a personal sanitario.

De este modo, se quiere reducir las situaciones conflictivas y agilizar la respuesta tanto policial como de los profesionales sanitarios ante cualquier agresión mediante "una comunicación constante entre los interlocutores que detecte las necesidades y actuar en consecuencia", ha señalado Moragues. Así, se podrá concretar el grado de riesgo de que se produzca una agresión contra un profesional sanitario y fijar las medidas policiales que se deben adoptar tanto preventivas como reactivas.

Asimismo, Moragues ha incidido en la importancia de "fomentar la cultura de la denuncia" ya que las registradas en Policía Nacional son menores de las detectadas por los colegios de médicos.

Al respecto, Hurtado ha explicado que los médicos son "muy reticentes" a denunciar por "la empatía" que siente hacia los pacientes y de hecho las denuncias que se conocen, que se presentan en su mayoría ante los colegios, son "las más graves" y suponen solo "la punta del iceberg" de las agresiones que sufren.

Asimismo, ha destacado que esta figura policial permitirá que los profesionales, sobre todo aquellos que trabajan en centros de más riesgo "se sentirán mucho más protegidos".