Un policía local acepta 6 meses de cárcel por atropellar a una pareja de madrugada en la playa de Canet

Actualizado 17/06/2009 19:14:45 CET

VALENCIA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un hombre, que trabaja como Policía Local, aceptó hoy en la sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia una pena de seis meses de prisión y un año de inhabilitación de profesión por atropellar con un todoterreno a una pareja de madrugada en la playa valenciana de Canet d'en Berenguer. Ese día se desvió de la vía pública y se adentró en la playa con las luces del vehículo apagadas.

Inicialmente, el ministerio fiscal pedía una pena de medio año de cárcel por un delito de lesiones, cuatro años de inhabilitación para el ejercicio de la profesión y tres años de privación del derecho a conducir vehículos a motor, aunque, finalmente, se llegó a un acuerdo por el que aceptó medio año de prisión y un año de inhabilitación. Asimismo, deberá indemnizar a la pareja con 419.877 euros --344.325 para ella y 75.552 para él--.

El policía reconoció que en la madrugada del 14 de julio de 2006, sobre las 1.00 horas, atropelló a esta pareja con un vehículo marca Nissan Terrano II, tras abandonar la circulación por la vía pública e introducir su coche por la arena de la playa durante más 100 metros y con las luces apagadas.

El agente realizó esta actuación de circular por la arena con las luces apagadas a pesar de que era conocedor de la costumbre de muchos jóvenes de la zona de acudir por la noche a tumbarse en la playa durante los fines de semana de los meses de verano, según recoge el relato del ministerio fiscal.

Como consecuencia del atropello, la joven sufrió lesiones en la columna vertebral, en los tobillos, pelvis, y otras heridas y abrasiones. Para su curación precisó 23 días de hospitalización y hasta siete operaciones quirúrgicas --la última, según dijo, pagada por ella-- de espalda y tobillo. En total, estuvo 446 días impeditivos, y como secuelas le quedaron un material de osteosíntesis en la columna vertebral y el acortamiento de la extremidad inferior derecha a tres centímetros, además de la limitación de la movilidad de la rodilla derecha, entre otras.

Por su parte, su pareja sufrió policontusiones, abrasiones múltiples, fracturas y contusión de tobillo. Precisó de inmovilización con férula de yeso del miembro inferior izquierdo y curas periódicas. Tardó en curar 473 días, de los que 20 estuvo ingresado y 453 estuvo impedido.

Él explicó, en declaraciones a los medios de comunicación tras alcanzar una conformidad en una vista celebrada en la Audiencia de Valencia, que el día de los hechos oyó un ruido, incorporó la cabeza y vio un Patrol sin luces. En ese momento, dijo, se quedó "bloqueado" y les pasaron por encima "rompiéndonos el cuerpo", lamentó. Ese verano "había mucha gente en la playa, y nos tocó a nosotros", aseveró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies