La Policía Local de Gandia interpone 1.240 multas por ruido, botellones o venta ambulante en julio y agosto

Pasarela En La Playa
AYUNTAMIENTO DE GANDIA
Actualizado 05/07/2015 7:17:55 CET

VALENCIA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Gandia (Valencia) ha interpuesto durante los meses de julio y agosto 1.240 sanciones en la playa del municipio relacionadas con el ruido, el botellón y la venta ambulante, multas que suponen una recaudación de 186.000 euros.

El coordinador de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, Javier Reig, y el intendente principal-jefe de la Policía Local, Marc Cuesta, han expuesto este jueves el balance de las actuaciones. Al respecto, Reig ha destacado que las actas por botellón, ruido en viviendas, molestias en la vía pública u orinar han aumentado un 75 por ciento respecto a años anteriores.

Respecto a los ruidos en la vía pública, las denuncias han aumentado un 72 por ciento respecto al mismo período del año anterior, pasando de las 58 denuncias de 2013 a las 427 de 2014, lo que evidencia "la contundencia, el trabajo y la planificación llevada a cabo por el Gobierno para que los agentes locales hagan cumplir las ordenanzas y sancionen a quienes las incumplan", han destacado desde el Consistorio.

Por su parte, han descendido las denuncias de ruido en vehículos, los conocidos como coches-discotecas, pasando de 213 denuncias en 2013 a 33 en 2014, lo que muestra "la concienciación de la gente y la contundencia en la actuación policial", han matizado.

Igualmente, han caído las denuncias por venta ambulante, pasando de las 207 sanciones en 2013 a las 118 de este verano de 2014, lo que demuestra también que "poco a poco se va erradicando la venta ambulante en la playa de Gandia, sobre todo en la época estival, y que prácticamente son imperceptibles los puestos de top manta, siendo la mayoría regulados y establecidos en mercadillos legales".

Por el contrario, sí han aumentado las denuncias por el conocido como botellón, es decir, el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, al pasar de 301 personas sancionadas en 2013 a 422, lo que denota "la fuerte presión policial y actuaciones que se llevan a cabo para erradicar este fenómeno tan extendido entre la juventud".

Descienden las actas por infracción a la ordenanza reguladora de la convivencia en cuanto a ruidos dentro de las viviendas, pasando de las 220 en 2013 a 215 en este 2014, "siendo un porcentaje bajo el del descenso pero de la misma manera presenta la misma contundencia a la hora de acudir a los lugares donde los vecinos denuncian el exceso de volumen", han señalado desde el Ayuntamiento.

Por último, tanto Reig como Cuesta han destacado que la recaudación de estas multas impuestas en verano, a fecha de 31 de agosto y en período voluntario, ha sido de 26.550 euros frente a los 17.600 del año pasado (2013), lo que supone un abono aproximado de 400 denuncias. El resto de denuncias, hasta las 1.240 impuestas en solo dos meses, supondrán una recaudación de 186.000 euros y se girarán por vía ejecutiva.