Policía Local de València cede la ordenación, vigilancia y seguridad vial de V-30 y V-15 a la Guardia Civil

Acuerdo entre Tráfico de la Guardia Civil y la Policía Local de València
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO
Actualizado 27/09/2017 13:44:02 CET

   VALÈNCIA, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Local de València ha cedido la ordenación, vigilancia y seguridad vial de la V-30 y la V-15 a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que asume estos cometidos en la V-30 (margen izquierdo) y V-15 en las zonas interurbanas, según ha informado la Delegación del Gobierno.

   Así, ante cualquier congestión en los accesos de entrada y salida al núcleo urbano, el Centro de Gestión de Tráfico del Ayuntamiento de València y la central COTA del Subsector de Tráfico gestionarán conjuntamente las medidas necesarias para restablecer la seguridad y la fluidez en ambas vías.

   El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha presidido este miércoles la firma del acuerdo entre el subsector de Tráfico de la Guardia Civil de València y la Policía Local, en la que han participado la jefa provincial de Tráfico de la Jefatura de Valencia, María Dolores Pérez, y la concejal de Protección Ciudadana del Ayuntamiento, Anaïs Menguzzato.

   Con este acuerdo, la Policía Local de Valencia "cede la gestión del tráfico, la vigilancia y seguridad vial del margen izquierdo de la V-30 y V-15 a la Guardia Civil de Tráfico", ha explicado Moragues, quien ha añadido con ello "se aclara la delimitación de competencias" entre ambas fuerzas de seguridad.

   Con el acuerdo corresponde a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil la ordenación, vigilancia del tráfico y la seguridad vial, instrucción de diligencias e informes en accidentes de circulación en todas las vías interurbanas que no transcurran por el interior de zona urbana mientras que a la Policía Local le corresponden aquellos que se produzcan en el interior del casco urbano y polígonos industriales dentro del término municipal de la capital.

   En aras de una "mayor colaboración", se ha acordado que, ante cualquier congestión o retenciones producidas por accidentes de tráfico u otras incidencias en los accesos de entrada y salida al núcleo urbano de València así como en sus ramales o vías colindantes, el Centro de Gestión de Tráfico del Ayuntamiento y la central C.O.T.A. del Subsector de Tráfico, gestionarán conjuntamente las medidas necesarias "con el objetivo de restablecer la seguridad y la fluidez en dichas vías".

   "Nuestro objetivo es garantizar una correcta y adecuada circulación y en caso de emergencia esa delimitación se difumina en favor de los conductores", ha afirmado el delegado ya que con independencia de la ubicación de cualquier accidente, el cuerpo policial que vaya en primer lugar, "deberá adoptar las medidas de auxilio necesarias a las personas accidentadas y el aseguramiento las pruebas e indicios del siniestro, pasando aviso a la mayor brevedad al competente, debiendo permanecer en el lugar si fuera necesario".