La Policía refuerza la seguridad en el Cabanyal este fin de semana con seis agentes más en calles conflictivas

Imagen del barrio del Cabanyal, entorno calle Lluís Despuig
Europa Press - Archivo
Publicado 13/07/2018 17:25:29CET

VALÈNCIA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de València refuerza durante este fin de semana el número de agentes destinados al Cabanyal-Cañamelar para reducir los problemas de convivencia en el barrio. Seis agentes más patrullarán esta noche por aquellas calles en las que se han registrado más incidencias.

La Sala del 092 también estará especialmente pendiente de cualquier llamada procedente de las vías más conflictivas con el fin de agilizar las intervenciones en la zona, según ha avanzado el cuerpo de seguridad en un comunicado.

En los seis primeros meses de 2018, los efectivos han recuperado, un total de 13 viviendas okupadas en el barrio del Cabanyal, siete de ellas municipales. El año pasado, la Policía Local recuperó 28, de las que 18 eran municipales. También se cerraron cuatro bajos que se utilizaban como chatarrerías sin contar con las licencias correspondientes.

El aumento de policías y medios, como el nuevo retén móvil, también se evidencia en el número de intervenciones y detenidos en el barrio del Cabanyal, donde en 2016 se redactaron 64 diligencias de prevención y se practicaron 41 detenciones. El año pasado aumentaron hasta las 84 diligencias, con 50 detenidos, aunque los índices de delincuencia se hayan reducido un 2% en el barrio.

La responsable de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, ha destacado así el trabajo que Policía realiza permanentemente en la zona para recuperar espacios ocupados, clausurar chatarrerías ilegales o intervenir en las molestias por ruidos que generan determinados comportamientos.

"Trabajamos todos los días y todas las noches con el objetivo de recuperar la convivencia, la normalidad y disuadir a aquellas personas más conflictivas para que no cometan actos incívicos. La recuperación del barrio del Cabañal es absolutamente prioritaria para nosotros", ha asegurado.

Menguzzato ha resaltado el contacto permanente que se mantiene con los vecinos del barrio para "conocer de primera mano el resultado y la eficacia de todas las iniciativas". "Trabajamos codo con codo con ellos", ha enfatizado.

RECUPERAR LA NORMALIDAD

Bajo este prisma, ha incidido en que "recuperar la normalidad y convivencia en un barrio sometido al abandono y al olvido durante tantos años por parte del anterior equipo de gobierno requiere tiempo".

"La Policía Local no es ni puede ser la única solución, aunque se coordine con otros servicios municipales. Esa paz social lleva su tiempo, pero el objetivo es claro e irrenunciable: que los vecinos vivan tranquilos", ha manifestado la edil.