El PP afirma que el Consell ha convertido a la Comunitat "en un gueto ideológico" con sus "imposiciones"

Elena Bastidas y Jaume Bronchud
PPCV
Publicado 16/07/2018 14:14:52CET

VALÈNCIA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

La vicesecretaria general del PPCV, Elena Bastidas, ha arremetido este lunes contra la gestión del Consell que ha convertido a la Comunitat Valenciana en "un banco de pruebas y un gueto ideológico" por "las imposiciones" que han implantado para decir "lo que tenemos que pensar, cómo educar a nuestros hijos y cómo tenemos que hablar siguiendo "la hoja de ruta que se inició en Cataluña".

Bastidas, en rueda de prensa acompañada del vicesecretario de Comunicación, Jaume Bronchud, ha señalado que por ello el PP presenta "una enmienda a la totalidad" a la gestión del Gobierno valenciano y los partidos que le apoyan por sus políticas que "están carcomiendo la forma de ser de los valencianos, que ama por encima de cualquier otra cosa la libertad".

Sin embargo, ha señalado que el Consell "impone de forma directa o a través de reformas sutiles" su ideología. Así, "nos dicen lo que tenemos que pensar" al acabar con el modelo de colaboración público-privada por razones no económicas sino "ideológicas" como se constata, ha afirmado, en el Hospital de La Ribera que tres meses después de la reversión funciona "peor" tal como reconoce su propia gerente y tiene que "maquillar" las cifras de las listas de espera.

Asimismo, han "abandonado por puro sectarismo" proyectos de emprendedores como Puerto del Mediterráneo que supondría la creación de numerosos puestos de trabajo y ha criticado asimismo "la doble vara de medir" con los casos de corrupción que les afectan.

Además, ha señalado que la educación es "el talón de Aquiles" del Consell que ha tenido que sufrir más de 50 sentencias en su contra que ponen en "vergüenza" esta política especialmente "ideologizada". En concreto, se ha referido a "los varapalos" por la supresión de conciertos que ha sufrido el Consell que se muestra como "un verdadero insumiso judicial" para "imponer un modelo único de sociedad que quieren controlar".

En ese sentido, ha apuntado que "la tardanza" en pagar a las escuelas infantiles no es por problemas económicos sino por "el sarpullido" que les da la colaboración público-privada.

Por último, ha criticado al Gobierno valenciano por imponer "cómo tenemos que hablar" y ha advertido de que "lucharán" para que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no retire el recurso de inconstitucionalidad contra "el decreto de chantaje del plurilingüismo".

"ENSOÑACIONES CATALANISTAS"

En ese sentido, ha señalado que van a "plantar cara" a "una hoja de ruta que comenzó en Cataluña hace muchísimos años" con un modelo que le ha supuesto "muchísimos reproches judiciales por ensoñaciones catalanistas que nada tienen que ver con los valencianos". Al respecto, ha argumentado que el valenciano "no debe ser un arma de confrontación" en la Función Pública de modo que sea "un mérito valorable pero no una frontera excluyente".

"Los partidos que decían que venían a regenerar y a rescatar personas nos estando usando como un banco de pruebas ideológicas que quieren exportar nivel nacional porque Puig no tiene un modelo de Comunitat y por la influencia de sus radicales socios, que no son otros que el nacionalismo más rancio y más admirador de los partidos soberanistas catalanes", ha señalado.

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación, Jaume Bronchud, ha señalado que "lo lamentable" es que "no terminamos un curso político sino un recurso político" por todas las acciones del Consell que han sido "recurridas por rozar el límite de la legalidad".

Bronchud ha lamentado que mientras el Consell se dedica a estas imposiciones "no se centra" en resolver los verdaderos problemas de los valencianos ya que cada día Puig dejar de invertir 32,5 millones. Así, ha señalado que el pasado año dejó de invertir 2.355 millones y este año se ha ejecutado solo el 23,5% del presupuesto, lo que supone dos puntos menos respecto al mismo periodo del pasado año, con lo que terminará el año con 4.687 millones sin ejecutar que al final de la legislatura llegarán a los 9.288 millones.

Al respecto, ha señalado que esta cifra coincide con la que reclama el Consell "a golpe de pancartas" por la infrafinanciación pero que una vez que Sánchez ha llegado al Gobierno "lo han olvidado". Por contra, ha destacado que el PP "siempre ha lanzado un único mensaje" y no como Puig y Oltra "en función de si en el Gobierno están sus amigos".

Además, ha advertido de que el futuro aún será "más desastroso" por la guerra "fraticida" que se ha abierto en el Consell por ver "quién gana más votos" ante las próximas elecciones.

Contador