El PP afirma que Marzà "persigue" a las escuelas infantiles, las "asfixia" con impagos y las "excluye" de la red pública

Gascó, en la sala de prensa de Les Corts
PPCV
Publicado 08/07/2018 11:41:51CET

VALÈNCIA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Portavoz de Educación del Grupo Popular en Les Corts, Beatriz Gascó, ha denunciado que el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, "persigue" a las escuelas infantiles al "asfixiarlas con impagos" y "excluirlas de la ampliación de la red pública gratuita". "Marzà no ha pagado desde abril la ayuda a las escuelas infantiles de cero a tres años a través del bono infantil. Quienes venían a rescatar personas se dedican a hundirlas", ha criticado.

La diputada 'popular' ha señalado mediante un comunicado que "Marzà pretende machacar a un sector que presta un magnífico servicio a la sociedad y que resulta indispensable para ayudar a la conciliación familiar". "La estrategia de Marzà es evidente y burda: asfixiar económicamente a las escuelas infantiles" para "empujarlas a su desaparición", ha indicado.

Al respecto, Gascó ha expresado que "lo grave de esto es que el impago no es debido a un problema de disponibilidad económica o falta de liquidez, porque ahora este Consell ha recibido 400 millones de euros más que en 2015 gracias a las gestiones del anterior gobierno de Rajoy". "Se debe exclusivamente a un problema de falta de voluntad política, de sectarismo ideológico y de dejadez administrativa", ha aseverado.

En este sentido, ha apuntado que "las entidades catalanistas que subvenciona Marzà sí que cobran de inmediato las subvenciones millonarias que reciben de la administración". Por el contrario, "las escuelas infantiles no están entre las prioridades de esta Conselleria y viven sumidas en una incertidumbre permanente ante los incumplimientos permanentes de la administración", ha agregado.

Por último, Gascó ha considerado que los valencianos están "ante un problema de falta de trabajo, de gestión y de capacidad porque la ejecución presupuestaria es ridícula". "El año pasado se dejaron de gastar 161 millones de euros que estaban presupuestados para infraestructuras educativas", ha concluido.

Contador