El PP aprueba en solitario en Informe de Fiscalización de la Cuenta General de la Generalitat de 2011

Pleno de las Corts
CORTS
Actualizado 15/05/2013 14:07:47 CET

La oposición exige "más transparencia" y el PP dice que hay cosas "a mejorar" pero también aspectos positivos

VALENCIA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El pleno de las Corts Valencianes ha aprobado este miércoles, con los únicos votos a favor del PP, el dictamen de la Comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda en el que insta a aprobar el Informe de Fiscalización de la Cuenta General de la Generalitat correspondiente al ejercicio 2011.

Los grupos de la oposición, que han votado en contra, han exigido "más transparencia", mientras que el diputado del PP Ricardo Costa ha señalado que hay aspectos "susceptibles de mejorar", pero ha valorado que el informe recoge aspectos positivos sobre la utilización de los recursos públicos por parte de la Generalitat.

El diputado socialista Julián López ha explicado que el ejercicio 2011 fue, desde el punto de vista de la ejecución presupuestaria, "ciertamente peculiar", ya que se cerró con una cifra de déficit provisional del 3,7 por ciento del PIB regional, que se elevó al 4,93 por ciento posteriormente.

Además, ha añadido que "hace poco" el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la liquidación del ejercicio elevó hasta el 5 por ciento del PIB el déficit, lo que supone "una desviación de casi 1.400 millones euros sobre la cifra inicial".

"BAILE DE CIFRAS"

Al respecto, ha señalado que este "baile de cifras" se debe a "centenares de millones de euros de gastos en facturas que no fueron registradas en ninguna parte" y sobre las que no hubo "ningún tipo de control" pero, sin embargo, "nadie ha sido capaz de señalar a los responsables de esta situación".

López ha explicado que la aparición de estos gastos y deudas "ha dado lugar a que, a través del Plan de Pago a Proveedores y el Fondo de Liquidez Autonómico, se hayan convertido en deudas financieras", lo que ha provocado en un solo ejercicio "un aumento de más de 8.000 millones de euros en la deuda pública autonómica, el incremento más elevado de toda la serie histórica".

El representante del PSPV ha exigido "más transparencia" y "una fiscalización más intensa de la gestión de los recursos públicos". "En un momento en que la ciudadanía demanda la máxima claridad, no debería existir ningún limite ni a la transparencia ni a la fiscalizacion de las cuentas públicas", ha subrayado.

Por su parte, la parlamentaria de Compromís Mireia Mollà ha criticado que el PP pretenda "pasar página a lo que dice la Sindicatura de Comptes o a lo que no dice porque no ha podido llegar más allá", ya que ha destacado que este órgano, en algunos ámbitos, señala que "no puede ejercer la fiscalización completa porque hay falta de documentación" o "facturas que están en el cajón o no se sabe dónde".

Para Mollà, no se realiza "una fiscalización satisfactoria" y ha lamentado que esto ocurra "en un contexto donde se está cuestionando absolutamente todo, incluso la propia Sindicatura". Además, ha destacado que por el contenido del propio informe "deberíamos estar alarmados", ya que "no hay una evolución a la hora de atender las recomendaciones que se hacen de forma sistemática".

NO HAY SUGERENCIAS

Del mismo modo, el portavoz adjunto de EUPV Ignacio Blanco ha criticado el "dictamen absolutamente escueto" de la Comisión de Economía, puesto que "simplemente avala y aprueba el Informe de Fiscalización y no formula ninguna sugerencia, solicitud o petición de profundizar en el informe o de detallar la información".

Por parte del PP, el diputado Ricardo Costa ha señalado que "hay cosas que son susceptibles de mejorar", entre las que ha citado "aspectos de la contratación, de subvenciones, de derechos pendientes de pago, de derechos pendientes de cobro", pero ha resaltado que también hay "aspectos muy importantes que hacen perder a la oposición credibilidad a la hora que valorar el informe". Así, ha asegurado que la Comunitat es la autonomía que primero publica este informe.

Costa ha explicado que los informes de la Sindicatura "sirven para decir lo que está bien y lo que está mal" y, así, ha indicado que, de otro modo, "no tendría ningún tipo de sentido que una institución pública solicitara una auditoría pública". "Con esos informes se mejora la gestión en los recursos públicos", ha apostillado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies