El PP cree que "el juego de tronos del PSPV va a resultar su game over"

Publicado 06/06/2015 17:19:47CET

VALENCIA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Partido Popular de la provincia de Valencia, Vicente Betoret, ha lamentado este sábado que el PSPV "haya convertido la política valenciana en un juego de tronos donde el único objetivo es ocupar el poder sin pararse a pensar que ese juego va a resultar el game over del socialismo valenciano".

En un comunicado, ha señalado que en el PSPV "han bajado tanto la cabeza ante la extrema izquierda que no ven que está rubricando su propio final" y ha agregado: "sue se lo pregunten a sus compañeros socialistas de ciudades como Tavernes de la Valldigna, que tras pactar con Compromís se han visto reducidos a la mínima expresión".

A su juicio, el secretario general del PSPV, Ximo Puig "se ha convertido en la marioneta de una Mónica Oltra que se ha quitado la careta y demuestra que sólo piensa en su proyección personal, en su futuro de la mano de Pablo Iglesias".

Betoret ha asegurado que con el pacto del PSPV con Compromís para que Joan Ribó sea el alcalde de Valencia se ha "abierto la puerta al pancatalanismo" y ha criticado que "lo que para los socialistas es un cambio de cromos para todos los valencianos supone un cambio de identidad". Hoy más que nunca el Partit Socialista es del País Valencià y está más cerca de formar parte de los países catalanes", ha incidido.

Así, ha condenado la actuación del PSPV, "que está demostrando que sólo les interesa el poder por el poder hasta el punto de vender la ciudad de Valencia al mejor postor". "Nos hemos convertido en moneda de cambio de los que nos ven como el sur de Catalunya, como ciudadanos de un país inexistente", ha insistido.

"Desde el Partido Popular vamos a poner en valor todos y cada uno de los votos de los valencianos que nos han dado la mayoría en las instituciones para garantizar la estabilidad, ejerciendo una oposición responsable y trabajando para que la provincia de Valencia y la Comunitat Valenciana no caigan en la parálisis por ser el trampolín de nadie", ha remarcado.